Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas se reunieron el 26 de noviembre de 2015 frente a la embajada tunecina en Rabat en Marruecos en velada para rendir homenaje a las víctimas del atentado suicida en Túnes que mató a varios guardias presidenciales

(afp_tickers)

El autor del atentado suicida perpetrado el martes contra la guardia presidencial en Túnez es un vendedor ambulante de 26 años, que vivía en las afueras de la capital, anunció este jueves el ministerio del Interior.

"Los análisis biológicos finales" permitieron identificar a "Houssam Ben Hedi Ben Miled Abdelli", como autor del ataque en el que murieron 20 agentes de la guardia presidencial, según el comunicado del ministerio.

Este "vendedor ambulante", originario de la localidad popular de Douar Hicher, al oeste de Túnez, habría cumplido 27 años el próximo 10 de diciembre.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) había reivindicado el atentado el miércoles, presentando a su autor como "Abu Abdalá al Tunisi", mediante un comunicado difundido en varias cuentas yihadistas en las redes sociales.

Según la organización, este individuo entró en el vehículo con un cinturón de explosivos y "se hizo estallar".

- Misa en homenaje a las víctimas -

El EI también publicó una foto del supuesto autor del ataque, en la que aparece vestido de blanco, con un cinturón de explosivos y un velo que le cubre la cara.

Las autoridades habían anunciado el hallazgo de un decimotercer cadáver, que ha resultado ser precisamente el del autor del ataque.

En este contexto, en el país magrebí se multiplican los llamados a tomar un estrategia global contra el terrorismo, en tanto parlamentarios y expertos han calificado como "superficiales" las medidas tomadas tras el atentado suicida contra la guardia presidencial.

Este jueves de noche se celebró una misa en la catedral de Túnez en homenaje a "las víctimas del terrorismo". El arzobispo de Túnez destacó: "la alegría del pueblo tunecino es la nuestra, y sus sufrimientos también".

Este último ataque se añade a los dos atentados que causaron 60 muertos, entre ellos 59 turistas extranjeros, en Susa en junio pasado y en el museo del Bardo en Túnez en marzo también de este año.

AFP