La opositora camboyana Mu Sochua fue detenida en Malasia cuando intentaba volver a su país para apoyar el regreso del jefe de la oposición, Sam Rainsy, quien a su vez denunció que no pudo embarcar en un avión rumbo a Tailandia, desde donde pensaba llegar a Phnom Penh.

Según denunció el jueves la oenegé Human Rights Watch (HRW), Mu Sochua, vicepresidenta de un partido de oposición disuelto, fue detenida en el aeropuerto de Kuala Lumpur el miércoles por la noche.

"No ha hecho nada malo y tiene que ser liberada inmediatamente", dijo Phil Robertson, vicepresidente de HRW para Asia, pidiendo a Malasia que "se oponga a las presiones de Camboya".

Varios miembros de la oposición camboyana intentan actualmente regresar a Camboya, dirigida desde hace 34 años por el primer ministro Hun Sen, con motivo del retorno del exilio del líder opositor Sam Rainsy, quien ha previsto llegar al país el 9 de noviembre, día de la fiesta nacional del reino.

Sin embargo, el líder opositor, que vive en París desde 2015, dijo que no pudo embarcar en un vuelo con destino Tailandia.

"Estoy muy sorprendido. La gente me necesita en Camboya", dijo el líder opositor. La aerolínea tailandesa argumentó que no tenía autorización para entrar al país.

Sam Rainsy quería unirse en Tailandia a migrantes camboyanos y cruzar la frontera. El líder opositor aseguró que encontrará otro plan para estar en Camboya el día 9 de noviembre.

"Los días de Hun Sen están contados. La democracia va a ser reinstaurada rápidamente. Estamos convencidos", dijo.

Pero Hun Sen desplegó sus tropas en la frontera con Tailandia para impedir el regreso de su enemigo y envió órdenes de detención contra él a países vecinos para que no logre entrar a Camboya.

burs-sr/lgo/mba/bl/zm/mb

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes