Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos botellines de cerveza de Budweiser -propiedad de la compañía Anheuser-Busch InBev- y de Miller Lite -perteneciente a SABMiller-, en una imagen tomada en Miami el 16 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

La mayor cervecera mundial, la belgo-brasileña AB InBev, instó el jueves a los accionistas de su rival SABMiller a aceptar una multimillonaria oferta de compra rechazada por el consejo de administración de la firma británica.

"Si los accionistas están de acuerdo en que tiene que haber un verdadero debate, deberían decirlo en voz alta y no dejar que el consejo de administración de SABMiller frustre este proceso y deje escapar esta oportunidad", indicó un comunicado de SAB InBev emitido en Bruselas.

"Nuestra propuesta representa una valorización significativa para todos", sostiene el comunicado, firmado por el director general de la firma, el brasileño Carlos Brito.

SABMiller rechazó el jueves por tercera vez una propuesta de fusión de InBev, que había elevado la oferta a 68.000 millones de libras esterlinas (103.000 millones de dólares, 92.270 millones de euros), a 42,15 libras por acción.

Esa propuesta valoraba en un 44% la cotización de las acciones de SABMiller al cierre de la sesión bursátil del 14 de septiembre.

También contemplaba la posibilidad de que los accionistas de SABMiller entraran en el capital de InBev, recibiendo por cada una de sus acciones un poco menos de media acción (0,48) de la firma belgo-brasileña, aunque limitando esa opción a un 41% del total de las acciones en circulación de la firma británica.

Pero el consejo de administración de SABMiller consideró que esa oferta "todavía infravalora sustancialmente" los activos de la compañía.

El rechazo fue aprobado con la disidencia de la tabacalera estadounidense Altria, que posee 27% del capital de SABMiller.

AB InBev posee marcas como Budweiser, Corona y Stella Artois, en tanto que SABMiller, segunda cervecera mundial, es propietaria de Foster's, Grolsch, Peroni y Pilsner Urquell.

Si la alianza acabara concretándose, sería la tercera mayor fusión-adquisición de la historia, detrás de las protagonizadas por Vodafone y Mannesmann en 1999 y por Verizon Communications y Verizon Wireless en 2013, según el instituto de análisis Dealogic.

SABMiller no reaccionó hasta ahora al llamamiento de su rival a la rebelión de accionistas.

AB InBev afirmó que la fusión ofrecería grandes ventajas, dando al nuevo gigante una dimensión verdaderamente mundial.

"Vistas las implantaciones geográficas ampliamente complementarias y las carteras de marcas de AB Inbev y SABMiller, el grupo operaría en casi todos los grandes mercados de la cerveza, incluyendo las regiones emergentes con fuertes perspectivas de crecimiento como África, Asia, América Central y del Sur", explicó AB InBev.

InBev, al llamar a la rebelión de accionistas, pretende "presionar públicamente a la familia Santo Domingo (que posee el 14% del capital de SAB), para que acepte un acuerdo que ya cuenta con la aprobación del grupo Altria (27% del capital)", afirmó el analista Connor Campbell, de la consultora Spreadex.

Hacia las 14H00 GMT, la acción de Inbev perdía 1,30% en la Bolsa de Bruselas y la de SABMiller registraba una caída marginal de 0,06% en la de Londres.

AFP