Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Ministros de Energía y petróleo de Catar, Arabia Saudí y Rusia el 16 de febrero de 2016 en Doha

(afp_tickers)

Los grandes productores de petróleo se reúnen el domingo en Catar para debatir una posible congelación de la producción para estabilizar los precios del crudo, aunque Irán anunció ya que de momento no se sumará a la iniciativa.

Varios expertos descartan que el encuentro tenga un impacto significativo en el mercado petrolero, muy volátil pese al acuerdo de febrero entre Arabia Saudí, Rusia, Catar y Venezuela para congelar la producción en los niveles de enero.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) también dijo el jueves que un acuerdo en Doha tendría un "impacto limitado" en la oferta.

Y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) advirtió antes de la reunión —en la que participan países miembros y no miembros del cártel, como Rusia— que el exceso de oferta podría agravarse.

En teoría, un acuerdo entre los grandes productores podría reducir el exceso de oferta, que ha contribuido a la caída en un 60% de los precios del crudo desde junio de 2014.

También estimularía los precios y aliviaría las finanzas de los países productores, que se han encontrado de pronto con enormes déficits presupuestarios y están obligados a reducir sus gastos, en particular las ricas monarquías del Golfo.

"El sentimiento general es que habrá un acuerdo en Doha para congelar la producción a los niveles de enero", dijo a la AFP Fawad Razaqzada, un analista de City Index, una medida que "previsiblemente dará un impulso suplementario a los precios a corto plazo".

Sin embargo sigue habiendo varios obstáculos debido al delicado equilibrio entre los países productores.

Arabia Saudí, el mayor productor de la OPEP con 10,1 millones de barriles diarios (mbd) extraídos en marzo, ya advirtió que sólo congelará su producción si Irán lo hace.

El problema es que Irán acaba de sacarse de encima las sanciones occidentales ligadas a su programa nuclear y, antes de comprometerse a congelar su producción, quiere alcanzar de nuevo 4 mbd, el nivel que tenía antes de las sanciones. Según la OPEP, la producción iraní fue de 3,3 mbd en marzo.

En ese sentido, el ministerio iraní del Petróleo recordó este viernes que el país "no puede unirse al plan para estabilizar los precios del petróleo mientras no haya recuperado su nivel de producción y de exportaciones previo a las sanciones" internacionales.

- Precios al alza -

"No veo como Arabia Saudí puede congelar su producción y aceptar aumentos significativos por parte de otros productores", dijo a la AFP Fahad al Turki, de la firma saudí Jadwa Investment.

Sin embargo, un acuerdo en la reunión de Doha podría al menos restablecer la confianza entre los grandes productores y abrir la vía a "recortes de producción", según el experto.

Para Jean-François Seznec, profesor en la Universidad de Georgetown, el principal problema el domingo no será Irán — que este año apenas podrá aumentar su producción en 300.000 bd— sino Rusia..

Por el momento las expectativas de un posible acuerdo han permitido sostener los precios, que según la OPEP subieron un 20% en marzo, para colocarse en 34,65 dólares el barril, frente a 28,72 dólares de febrero.

Según las estimaciones del cártel compuesto por 13 países, la producción de sus estados miembros alcanzó 32,25 mbd en marzo, frente a una media de 31,85 mbd en 2015.

"Sea cual sea el resultado de esa reunión, el precio del petróleo no subirá pronto ni lo suficiente como para reequilibrar las finanzas públicas de la mayoría de países productores", estima Christopher Dembik, analista de Saxo Bank.

Desde 2014, la estrategia de la OPEP, impulsada por Arabia Saudí y sus aliados del Golfo, consiste en defender sus cuotas de mercado y no un determinado nivel de precios.

Por eso, el cártel se ha negado obstinadamente a recortar su producción. El objetivo es que los bajos precios echen del mercado a los productores que necesitan precios más altos para ser rentables, como el petróleo de esquisto que produce Estados Unidos.

La producción de este tipo de petróleo cayó en más de 600.000 bd en marzo, aunque si aumentaran los precios muchos productores podrían retomar la actividad rápidamente, contribuyendo de nuevo al exceso de oferta que empuja los precios a la baja.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP