Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Detalle de la fachada de la Reserva Federal (Fed) en Washington, el 14 de junio de 2017

(afp_tickers)

Los empresarios estadounidenses han rebajado su optimismo debido a las incertidumbres que persisten alrededor del programa económico del presidente Donald Trump, expresaron miembros de la Reserva Federal (Fed), según las minutas de su última reunión difundidas este miércoles.

Algunos integrantes del comité de política monetaria de la Fed (FOMC) también manifestaron inquietud por el alto nivel de los precios de las acciones en el mercado bursátil.

Divididos por la inflación, una mayoría de los participantes de la reunión del 14 y 15 de junio estimaron que la debilidad en la evolución de los precios era temporal, atribuidos a la reducción de los planes de telefonía celular y las medicinas.

Pero "varios participantes expresaron preocupación de que el progreso hacia el objetivo del comité de tener una inflación de 2% a largo plazo se pudo haber desacelerado".

Más allá de las preocupaciones del FOMC, las discusiones mostraron un atisbo de la percepción en los medios empresariales sobre las políticas de Trump.

Mientras que el espíritu en el mundo económico se había revitalizado por las perspectivas favorables a las empresas del plan de relanzamiento del gobierno estadounidense, especialmente las referentes a la reducción de los impuestos a las compañías, ese optimismo parece recaer.

"El optimismo parece haber retrocedido un poco", con empresarios estimando que "la probabilidad de una reforma fiscal significativa ha disminuido".

Después de seis meses en la Casa Blanca, el gobierno de Trump no ha podido hacer avanzar en el Congreso sus proyectos de reforma de los impuestos y de gastos en infraestructura.

Las minutas recogieron los debates de los funcionarios durante la reunión del pasado mes, cuando el banco central estadounidense aumentó las tasas de interés en un cuarto de punto a un rango entre 1% y 1,25%.

Aunque la decisión era ampliamente esperada, el alza causó confusión entre algunos economistas debido a la ausencia de una inflación creciente en la principal economía del mundo.

La publicación de las minutas de la Fed ocurre a tres semanas de una próxima reunión monetaria del banco central estadounidense, pero los mercados no esperan ninguna nueva alza de las tasas hasta septiembre, quizás diciembre.

Tras haber elevado las tasas dos veces este año, la Fed prometió un nuevo ajuste en 2017 y tres más en 2018, si las condiciones económicas evolucionan como estaba previsto.

El viernes el gobierno estadounidense debe anunciar las cifras del empleo para junio y el banco central publicará un informe sobre la política monetaria. Ello antecede a una intervención esperada de Janet Yellen, la jefa de la Fed, el próximo miércoles ante el Congreso estadounidense.

AFP