Con casi un millón de personas manifestando en las calles de Santiago, incidentes aislados rompieron por tramos la impactante postal que entrega la marcha más masiva que recuerde la capital chilena en décadas a una semana del inicio de una inusitada crisis social.

Frente a La Moneda, sede del gobierno, las fuerzas de seguridad lanzaban agua, gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los manifestantes, constató la AFP.

Las manifestaciones, iniciadas una semana atrás contra el aumento de las tarifas del ferrocarril metropolitano, se transformaron en violentas protestas, con saqueos y enfrentamientos con fuerzas militares, sumando 19 muertos.

El presidente Sebastián Piñera decretó el sábado pasado un "estado de emergencia" que sacó a los militares a patrullar las calles por primera vez desde la vuelta a la democracia en 1990.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes