Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre encapuchado es detenido en un edificio de Boussy-Saint-Antoine, al sur de París, el 8 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

La justicia francesa inculpó el lunes a tres mujeres sospechosas de querer cometer un atentado inducidas por un yihadista francés del grupo Estado Islámico (EI), conocido por haber teleguiado ataques desde la zona irakí-siria, según la policía.

Inès Madani, de 19 años, Sarah Hervouët, de 23 años, y Amel Sakaou, de 39 años, fueron inculpadas principalmente por asociación terrorista criminal, y fueron encarceladas, anunció la fiscalía de París.

Las tres mujeres fueron detenidas la noche del jueves al sureste de París tras el descubrimiento, cerca de la céntrica catedral Notre Dame de París, de un coche cargado de bombonas de gas.

Mohamed Lamine Aberouz, de 22 años, pareja de Sarah Hervouët, fue inculpado por no denunciar un crimen terrorista.

La amenaza yihadista no mengua en Francia, golpeada desde 2015 por una serie de atentados que han causado 238 muertos.

Un adolescente de 15 años, sospechoso de querer pasar a la acción con una arma blanca, también compareció ante los jueces y fue inculpado el lunes, a los dos días de su detención en París. Estaba confinado desde abril por su radicalización islamista.

La policía percibe un punto en común entre estos dos expedientes: los contactos mantenidos por internet por estas mujeres y por el menor con el yihadista francés Rachid Kassim, de 29 años, sospechoso de guiar desde la zona sirio-irakí a sus émulos utilizando Telegram.

Este sistema de mensajería cifrada, cuyos foros de discusión sólo son accesibles por invitación, está considerada uno de los medios de comunicación preferidos de los yihadistas.

Según la policía, Rachid Kassim habría inspirado de manera más o menos directa asesinatos recientes como el de una pareja de policías en la región parisina en junio y de un sacerdote en una iglesia normanda a finales de julio. En el caso del atentado en Normandía, "puso en contacto a los dos homicidas y les dio las consignas", afirman fuentes vinculadas a la investigación.

Rachid Kassim, propagandista muy activo de EI, que en 2012 viajó de Francia a las tierras de la yihad, lleva más de seis meses incitando a sus 330 abonados de Telegram al asesinato, detallando modos de operar y objetivos. Sus mensajes se difunden gracias a decenas de grupos afines a EI que los retoman.

- "Amenaza máxima" -

La amenaza de atentados yihadistas contra Francia es "máxima", advirtió de nuevo el domingo el primer ministro Manuel Valls, y aseguró que se desbaratan atentados "todos los días".

El jefe del Gobierno francés ha estimado en unos 15.000 el número de personas radicalizadas en Francia, frente a las 10.000 de las que se hablaba hasta ahora.

Para la policía, no cabe duda de que las tres mujeres inculpadas, después del ataque con coche explosivo, iban a pasar a la acción: el comando quería "claramente (...) cometer un atentado", declaró el pasado viernes el fiscal François Molins.

El comando de mujeres -del que se conocía la radicalización islamista de las dos más jóvenes- había evocado como objetivos potenciales estaciones de París y su región y agentes de policía, y también planeaban procurarse cinturones explosivos o estrellar coches contra edificios, según fuentes cercanas a la investigación.

Los policías hallaron en el domicilio de una de ellas siete botellas de vidrio, "lo que podría semejar mechas artesanales de papel" y en su vehículo "dos bidones de cinco litros con residuos de carburante", detalló el fiscal.

Justo antes de su detención, una de las mujeres radicalizadas, Sarah Hervouët, atacó a un policía con un cuchillo y lo hirió en el hombro. Inès Madani se lanzó contra otro funcionario cuchillo en mano pero el policía la hirió.

El pasado sábado, una primera sospechosa, Ornella Gilligmann, de 29 años, una convertida radicalizada, fue encarcelada en el marco de la investigación sobre el coche lleno de bombonas de gas.

Según contó, no consiguió prender fuego al vehículo con Inès Madani, antes de escapar al ver a un hombre que tomaron por un policía de paisano. Las modalidades del ataque con coche explosivo corresponden a las consignas dispensadas por Rachid Kassim por internet.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP