Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una familia india esperando cruzar entre el abarrotado tráfico de Nueva Delhi, el 16 de noviembre de 2015, en plena hora punta

(afp_tickers)

El crecimiento económico en India fue del 7,4% anual en el pasado trimestre julio-septiembre, según cifras publicadas este lunes, confirmando un ritmo superior al de la vecina China, segunda economía mundial.

Esa cifra es ligeramente superior a lo previsto por los economistas que, interrogados por Bloomberg, esperaban un crecimiento del PIB indio del 7,3% en promedio en ese trimestre, el segundo del año fiscal. En el primer trimestre, el crecimiento había sido del 7%, según cifras del ministerio de Estadísticas.

El resultado del segundo trimestre es una buena noticia para el primer ministro del país, Narendra Modi, que sufrió una severa derrota en el estado del Bihar a principios de noviembre, que supuso un revés para su política de reformas.

Modi se ha fijado como objetivo, desde su llegada al poder en mayo de 2014, reactivar el crecimiento y la inversión en India, país que ahora ha logrado tres trimestres consecutivos con crecimientos interanuales de más del 7%.

El Gobierno de India había anunciado en marzo una previsión de crecimiento de 7,4% para este año financiero. Con ello superaría a China, convirtiéndose en el país de más rápido crecimiento económico entre las grandes naciones. Ese título lo tuvo China durante varios años.

China registró un crecimiento interanual de 6,9% en el trimestre julio-septiembre, su menor nivel desde la crisis financiera de 2009.

- India será líder -

"China era líder en términos de crecimiento desde hace dos décadas, hasta fines de 2014, pero India va a marcar el ritmo para los dos o tres años que vienen", opina Sujan Hajra, jefe economista de la sociedad de corretaje Anand Rathi Securities. Sin embargo, el tamaño de la economía india sigue siendo mucho menor que la de China, sólo superada en PIB total por la de Estados Unidos. "India es ahora un punto de importante anclaje para una economía mundial en plena ralentización" añade sin embargo el economista.

En efecto, la economía de los demás principales gigantes emergentes está en dificultades: el PIB de Rusia cayó 4,1% en el mismo trimestre y el de Brasil debe registrar un retroceso del 4,2%.

Los inversores se interrogan sin embargo sobre la capacidad de la economía india para generar los 10 millones de empleos necesarios cada año para los nuevos activos que llegan al mercado.

El dinamismo de India queda reflejado en algunos datos. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), India, gran consumidora de energía, será en 2040 el país que más contribuya al aumento mundial de la demanda energética y potenciará sus capacidades productivas en todas las direcciones.

Por otro lado, India es el segundo mercado del mundo para mercados móviles, y cuenta ya con 950 millones de abonados a teléfonos móviles, de los cuales 140 millones a 'smartphones'. Según un estudio de Cisco publicado este año, el número de 'smartphones' en India podría llegar a 650 millones en los próximos cuatro años.

El principal operador de telefonía móvil de India, Bharti Airtel, acaba de anunciar este lunes un gran plan de inversiones en este sector de 9.000 millones de dólares en tres años.

AFP