Navigation

Indignación en Líbano por los rumores sobre un posible nuevo primer ministro

Una manifestante libanesa, sentada en la azotea del edificio 'El Huevo', con vistas a la mezquita Mohamed Al Amin de Beirut, el 14 de noviembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 15 noviembre 2019 - 12:50
(AFP)

Los manifestantes en Líbano acogieron el viernes con consternación y rabia los rumores sobre la posible designación de un nuevo primer ministro vinculado con los actuales dirigentes, pese al mes de protestas en las calles para lograr un cambio radical en la clase política.

Según altos responsables y la prensa local, las principales fuerzas políticas acordaron nombrar al exministro de Finanzas y empresario millonario Mohammed Safadi, de 75 años, para remplazar a Saad Hariri, quien dimitió el 29 de octubre por la presión de la calle.

Por el momento, el presidente Michel Aoun no ha hecho ningún anuncio oficial y, según la Constitución, debe llevar a cabo consultas parlamentarias.

Aoun había dicho a principios de semana que era favorable a un gobierno que incluyera representantes de los partidos en el poder, denunciados en las protestas, y tecnócratas. Los manifestantes exigen un gabinete formado por independientes y tecnócratas.

En Trípoli, la capital del norte de donde es oriundo Safadi y epicentro de las protestas, los manifestantes no tardaron en reaccionar a las filtraciones sobre su posible nombramiento.

Se congregaron delante de una de las propiedades de Safadi y calificaron esta elección de provocación.

"Elegir a Mohammed Safadi (...) prueba que los políticos en el poder están en coma profundo, viven en otro planeta", lamenta Jamal Badawi, un manifestante de 60 años.

Según Samer Anous, un profesor universitario, Mohammed Safadi encarna la clase política con la que los manifestantes desean terminar. "Forma parte de la estructura de esta dirigencia" y "no responde a las aspiraciones del levantamiento".

En la ciudad de Saida, en el sur del país, los manifestantes bloquearon varias carreteras, después de haber pasado la noche en la plaza central.

En Beirut, está prevista una manifestación por la tarde cerca de Zaytouna Bay, un complejo de lujo administrado por una empresa presidida por Safadi.

Líbano es escenario desde el 17 de octubre de masivas protestas que reclaman la salida del conjunto de la clase política, considerada corrupta e incapaz de acabar con el estancamiento económico.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.