Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un supermercado en Rio de Janeiro el 21 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

La inflación acumulada en doce meses cayó en Brasil a 4,08% en abril, por debajo de la meta oficial anual de 4,50%, dando una nueva señal de que el gigante latinoamericano salió de una espiral que combinaba recesión y altos niveles inflacionarios.

Se trata del menor aumento de precios en el acumulado de doce meses desde julio de 2007 (3,74%), por debajo de las proyecciones del mercado, que acelera el reflujo constante desde los altos índices registrados en 2015 (+10,67%) y en 2016 (+6,29%).

En abril, el aumento de precios (índice IPCA) fue de 0,14% respecto a marzo, cuando había subido 0,25%, según precisó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). En abril de 2016, el IPCA había registrado un incremento de 0,61%.

Se trata del menor aumento mensual de precios desde junio de 2012 (+0,08%) y del mes de abril con menor inflación desde 1994.

La expectativa promedio de 19 analistas consultados por el diario económico Valor era de un alza mensual de 0,16% y de 4,11% en el acumulado de doce meses.

En lo que va del año, el índice creció un 1,10%, bien por debajo del 3,25% del periodo enero-abril de 2016.

El reflujo constante de la inflación podría alentar la política de reducción de las tasas de interés, actualmente situadas en 11,25%, como arma para combatir la recesión que desde hace más de dos años golpea a la mayor economía latinoamericana.

El mercado prevé que la inflación caiga a 4,01% este año, de acuerdo con la última encuesta semanal Focus realizada por el Banco Central (BCB), que registra desde hace nueve semanas una constante caída de esas previsiones.

Pero ese sondeo no alteró la previsión, constante desde hace cuatro semanas, de que la tasa Selic caerá a 8,50% hasta fin de año.

El gobierno conservador de Michel Temer apuesta por reformas de austeridad para recuperar la confianza de los mercados. Las previsiones auguran que el primer trimestre de este año podría ser positivo, después de un hundimiento del PIB de 3,80% en 2015 y de 3,60% en 2016.

El BCB trabaja con una meta inflacionaria de 4,50% anual, con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales. La última vez que el IPCA acumulado en doce meses cayó por debajo de 4,50% remonta a agosto de 2010 (4,49%).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP