Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Disturbios con hinchas ingleses y policías en Marsella, ciudad del sur de Francia donde se enfrentaba la selección inglesa y la rusa en su primera fecha de la Eurocopa-2016, el 11 de junio de 2016

(afp_tickers)

Alemania, Croacia y Polonia arrancaron con éxito en la Eurocopa-2016 al vencer este domingo a Ucrania (2-0), Turquía (1-0) e Irlanda del Norte (1-0), en una jornada que tuvo la reacción de la UEFA a los disturbios de la víspera con la amenaza a Inglaterra y Rusia de descalificarles del torneo si sus hinchas vuelven a provocar hechos violentos.

La Eurocopa empezaba amenazada por posibles atentados terrorista y conflictos sociales en el país, pero mutó en días a un torneo jaqueado por la violencia.

Este domingo la prensa internacional y muchas voces de peso políticas y del mundo del deporte criticaron el comportamiento antisocial de 'hooligans' ingleses y rusos el sábado, cuando convirtieron Marsella en un museo del horror con batallas callejeras, detenidos y heridos de gravedad, antes y después del 1-1 en el estadio Velodrome.

Rápidamente, la UEFA y poco más tarde la FIFA respondieron condenado el hecho, aunque las medidas llegaron por parte del órgano rector del fútbol europeo: descalificación si se repiten los incidentes de seguidores de Rusia, país que organizará el Mundial-2018, y de Inglaterra.

"Pedimos a las federaciones inglesa y rusa que hagan un llamamiento a sus aficionados para que se comporten de forma responsable y respetuosa", indicó el Comité Ejecutivo de la UEFA.

En esa advertencia pública, UEFA expresó su "disgusto por la violencia que se vio en los enfrentamientos en la ciudad de Marsella" el sábado, aunque los hechos de violencia habían comenzado dos días antes con episodios más aislados.

El Comité Ejecutivo también señaló que "no dudará en imponer sanciones adicionales a la Federación Inglesa (FA) y a la Unión Rusa de Fútbol (RFU)". La RFU enseguida pidió a sus hinchas comportarse bien, por medio del ministro ruso del Deporte, Vitali Mutko.

El director general de la FA, Martin Glenn, sostuvo que se toma "con la mayor de las seriedades" la amenaza de la UEFA de decalificar a su selección.

"Comprendemos las implicaciones potenciales de las acciones de nuestros hinchas y aceptamos totalmente que la FA debe hacer todo lo que esté a su alcance para exhortar a los aficionados a actuar de manera responsable y positiva", declaró Glenn, el día después de los disturbios que desataron hooligans rusos e ingleses en Marsella.

"Escenas violentas como las observadas este fin de semana en Marsella no tienen lugar en el fútbol, ni en el resto de la sociedad", señaló.

También recogió el guante el gobierno británico, que dijo estar "profundamente preocupado por los disturbios vividos en Marsella, especialmente por las informaciones que indican que aficionados ingleses fueron atacados por hinchas rivales. Condenamos la violencia y llamamos a la calma a ambas partes", manifestó.

Sin embargo, la unidad policial británica especializada en fútbol dijo que los hinchas rusos fueron armados y especialmente dispuestos a generar pelea.

"Una pequeña minoría de hinchas ingleses estaban en Marsella para causar problemas", explicó Mark Roberts al diario británico The Guardian. Pero los violentos rusos eran "mucho más numerosos", añadió. "Pensamos que eran unos 300".

"Nuestros spotters (fisionomistas en el argot del fútbol) en Marsella vieron cómo se ponían protectores bucales, guantes de combate y bandanas antes de atacar a los hinchas ingleses en el puerto", afirmó Roberts.

"Sabemos que algunos tenían cuchillos porque un seguidor inglés fue apuñalado.

Otro debate abierto apuntaba al consumo masivo de alcohol por aficionados potencialmente violentos. Francia también se movió enseguida para cortar una de las causas de los desbordes: el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, anunció este domingo por la tarde la prohibición de venta de alcohol en los "perímetros sensibles" de las sedes del torneo los días de partido.

Las autoridades francesas procedieron a 116 detenciones por actos violentos, que dieron lugar a tres expulsiones desde el inicio de la Eurocopa de fútbol, anunció la noche del domingo el Ministerio de Interior.

Desde el viernes, la policía francesa "procedió a 116 detenciones, 63 de ellas prolongadas", según un comunicado del Ministerio.

La misma fuente precisó que "se pronunciaron tres expulsiones del territorio de hinchas violentos y se aplicaron cinco prohibiciones de entrada en nuestro suelo de individuos extranjeros señalados por su riesgo de perturbación del orden público".

El Ministerio de Interior aseguró que "estas acciones de seguridad proseguirán a lo largo de toda la competición".

- Alemania, Croacia y Polonia sonríen -

En lo estrictamente futbolístico, la jornada comenzó en el Parque de los Príncipes de París, con un fuerte operativo policial reforzado con más de 1.500 agentes para cuidar otro de los encuentros calificados de alto riesgo. Croacia se impuso en él 1-0 con un golazo de Luka Modric (41) a una decepcionante Turquía, por el grupo D.

Poco antes del descanso, el jugador del Real Madrid recogió un rechace alto a unos 25 metros de la portería turca, empaló la pelota magistralmente con el empeine y, tras botar delante del meta Volkan Babacan se coló en la portería de los turcos (41).

"Pienso que hizo uno de sus mejores partidos con nosotros. Su gol fue magnífico y, sobre todo, fue el úncio del encuentro. Necesitamos a Luka para generar un juego más agresivo", fue el elogio del técnico croata Ante Cacic para la estrella del Real Madrid, quien señaló haber concretado el remate "perfecto" para el delirio de sus hinchas, que no causaron inconvenientes, salvo la invasión de un aficionado para abrazar al armador junto al córner durante el festejo del tanto.

En Niza, por el grupo C, todos esperaban que el bombardero Robert Lewandowski llevara a Polonia al triunfo, aunque el héroe finalmente fue el joven delantero del Ajax de Amsterdam Arkadiusz Milik, quien anotó el único tanto del encuentro contra los norirlandeses (51) con un zurdazo que estableció el 1-0 definitivo, en un estreno absoluto de Irlanda del Norte en Eurocopas para olvidar.

Por su parte, en Lille el campeón mundial Alemania, candidato a heredar la corona de España, sufrió demasiado para deshacerse de Ucrania, que no mereció perder por 2-0 por aquel tanto de cabeza del central Shkodran Mustafi (19) y el gol de contraataque finalizado por Bastian Schweinsteiger en tiempo de descuento (90+2), en otro encuentro de riesgo fuera de las tribunas que finalmente no tuvo grandes altercados, sólo pequeñas peleas rápidamente controladas.

Ahora, alemanes y polacos lideran su llave C con tres unidades, mientras que norirlandeses y ucranianos cierran en blanco.

El fútbol continúa el lunes con una jornada bien picante en el campo de juego: Italia-Belgica en Lyon, España-República Checa en Toulouse y Suecia-Irlanda en París.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP