Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La gente se pone a cubierto en Ankara, en medio de una manifestación contra el anuncio de un grupo de militares que afirmó haber tomado el poder en Turquía, el 15 de julio de 2016

(afp_tickers)

El intento de golpe de Estado en Turquía generó una ola de inquietud a nivel mundial, y desde Washington el presidente Barack Obama llamó a todas las partes a apoyar al gobierno "democráticamente electo" del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Obama instó también -tras una conversación telefónica con su secretario de Estado John Kerry- a "dar muestras de contención y evitar violencia y derramamiento de sangre".

Turquía es un socio militar clave para la OTAN y Estados Unidos. Desde las bases en ese país operan los aviones norteamericanos que bombardean posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, hizo un llamado a la "calma" y al "respeto total de las instituciones democráticas en Turquía", un "aliado valioso".

"Llamo a la calma y a la moderación, y al respeto total de las instituciones democráticas de Turquía y de su Constitución", declaró Stoltenberg.

El intento de golpe también "inquieta extremadamente" a Rusia, que pidió evitar un baño de sangre.

"Seguimos de cerca los acontecimientos y nos coordinamos con los Estados miembros de la UE" frente al intento de golpe de Estado en un "socio clave", señaló un comunicado conjunto del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, de la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, y del titular de la Comisión, Jean-Claude Junker.

"La UE apoya plenamente al gobierno democráticamente electo, a las instituciones del país y al estado de derecho", señala el comunicado.

El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, reclamó el "respeto del orden democrático". En un mensaje difundido a través de su cuenta twiter señaló además que "hay que hacer todo lo posible por proteger la vida humana".

En Grecia el primer ministro Alexis Tsipras subrayó el "apoyo al gobierno democráticamente electo" de Turquía.

La situación generó "gran inquietud" en Irán, dijo el ministro de Relaciones Exteriores Javad Zarif. "La estabilidad, la democracia y la seguridad de los turcos es una prioridad", subrayó.

Por su lado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que la "interferencia militar en los asuntos de cualquier Estado es inaceptable".

Incluso el movimiento del imán turco Fetullah Gulen, enemigo jurado del presidente Recep Tayyip Erdogan y quien se encuentra exiliado en Estados Unidos, condenó "cualquier intervención militar" en Turquía.

"Condenamos cualquier intervención militar en los asuntos internos de Turquía", escribió en un comunicado el movimiento Alliance for Shared Values.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP