Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados de las fuerzas gubernamentales celebran la toma del pueblo de Ratian, al norte de Alepo, el pasado 6 de febrero

(afp_tickers)

Los investigadores de la ONU sobre Siria acusaron este lunes al régimen de Damasco de "exterminio" de detenidos, afirmando que la "muerte masiva" de prisioneros era el resultado de una política de Estado.

"Prisioneros (...) fueron golpeados a muerte o murieron por sus heridas o actos de tortura", sostienen los expertos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en su último informe, en el que asimilan la política de "exterminio" de prisioneros a un "crimen contra la humanidad".

"Es evidente que las autoridades gubernamentales que controlan y administran a los prisioneros y centros de detención estaban al tanto de que morían personas en forma masiva", sostienen. Decenas de miles de personas, incluyendo mujeres y niños, están detenidos en prisiones gubernamentales sirias, añaden.

Estas "muertes masivas de detenidos" son la consecuencia de las terribles condiciones de vida en estos centros y el resultado de "una política de Estado cuyo objetivo es atacar a la población civil", apuntan los investigadores.

Los cuatro miembros de la comisión de investigación de la ONU sobre la violación de los derechos humanos en Siria no obtuvieron nunca autorización de Damasco para entrar en Siria, pero recogieron miles de testimonios de víctimas, documentos y fotos vía satélite.

Para su último informe, que analiza las condiciones de detención en Siria desde el inicio del conflicto en 2011, entrevistaron a 621 personas, de las cuales 200 fueron testigos de la muerte de uno o varios de sus compañeros de celda.

"Las muertes de detenidos se siguen produciendo bajo un secreto casi absoluto" y los testimonios de los sobrevivientes esbozan "un cuadro aterrador" de lo que está sucediendo, lamenta la comisión de investigación.

Pero las autoridades no son las únicas que cometen este tipo de atrocidades. Los grupos armados y organizaciones terroristas, que han tomado el control de grandes partes del territorio sirio, han sometido también a sus enemigos a condiciones de detención "brutales", explican los expertos de la ONU.

De acuerdo al informe, el brazo sirio de Al Qaida, Jabhat al Nusra, ha creado centros de detención en Idleb (noroeste de Siria) en donde se han registrado decesos. Asimismo, el grupo extremista ha realizado "ejecuciones masivas" de soldados del gobierno que tomaron como prisioneros.

Además, los expertos acusan al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de crímenes contra la humanidad, de tortura de prisioneros y ejecuciones sumarias.

El conflicto en Siria, que se inició con la brutal represión de manifestaciones pacíficas antes de degenerar en un conflicto armado, ha dejado más de 260.000 muertos y millones de desplazados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP