Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos agentes de la policía francesa intervienen el 6 de septiembre de 2017 en un lugar en el que descubrieron explosivos y componentes para fabricar bombas, en el barrio parisino de Villejuif

(afp_tickers)

Los tres hombres detenidos en Francia tras el descubrimiento de un laboratorio clandestino para fabricar explosivos cerca de París podrían tener vínculos con Siria, indicó este jueves el ministro francés del Interior, Gérard Collomb.

Las autoridades francesas descubrieron el miércoles en un apartamento en el barrio parisino de Villejuif 100 gramos de un explosivo conocido como TATP, comúnmente utilizado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), así como cilindros de gas y productos químicos.

Tres hombres fueron detenidos en relación con la investigación, que está en manos de la fiscalía antiterrorista de París.

Uno de ellos, de 37 años, estaba "radicalizado" y era "seguido" por la Dirección general de seguridad interior francesa, indicaron fuentes cercanas a la investigación.

"Estas personas estaban relacionadas con el terrorismo", señaló Colomb a la emisora Franceinfo, e indicó que mantuvieron "comunicaciones telefónicas" con alguien en Siria.

Los hombres niegan que estuviesen preparando ataques. Alegan que estaban planeando una serie de robos en los que los explosivos iban a ser utilizados para hacer estallar cajeros automáticos, dijo el ministro.

Durante un registro este jueves, la policía encontró varios litros de productos químicos que sirven para fabricar TATP.

El hallazgo fue realizado en una habitación que uno de los sospechosos arrendaba, según una fuente judicial.

Collomb dijo que era "posible que hubiera vínculos" con los atentados en Cataluña del 17 y 18 de agosto, pero que por el momento "no se sabe más".

Algunos de los atacantes en España —en su mayoría ciudadanos marroquíes que también estaban preparando bombas con TATP— estuvieron en París el 11 y 12 de agosto.

Los atacantes españoles se quedaron en un hotel en el barrio parisino de Malakoff, a unos 8 kilómetros de donde se descubrió la fábrica de bombas el miércoles en Villejuif.

Francia está en estado de emergencia desde una ola de atentados simultáneos en París en noviembre 2015 que dejó 130 muertos.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP