Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una bandera iraní ondea en el Centro Internacional de Viena, que alberga las sedes de la ONU y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), durante las negociaciones con Irán, el 3 de julio de 2014

(afp_tickers)

Irán realizó en el pasado trabajos "significativos" para dotarse de la bomba atómica, pero ninguna indicación "creíble" sugiere que haya continuado esas actividades desde 2009 hasta la fecha, estimó la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) tras finalizar una investigación de varios años.

Irán consideró que tras esta investigación el asunto quedó cerrado y abre la vía a la aplicación del acuerdo de Viena sobre el programa nuclear iraní.

"Como lo hemos afirmado en varias ocasiones, las armas nucleares no tuvieron, no tienen ni tendrán el mínimo lugar en la doctrina de defensa de Irán", declaró el viceministro de Relacione Esteriores iraní, Abbas Araghchi.

En cambio Israel manifestó rápidamente su oposición y pidió une nueva investigación, más profunda, para determinar "hasta que punto llegó el programa secreto iraní y cuál es su estado actual".

Teherán desplegó "esfuerzos coordinados" para desarrollar "un ingenio explosivo nuclear", sobre todo antes de 2003, pero esto no superó la etapa de estudios científicos, señaló la agencia en un informe dado a conocer este miércoles, según el cual no existen trazas "creíbles" de tales actividades desde 2009.

"La agencia estima que una serie de actividades vinculadas al desarrollo de un ingenio explosivo nuclear fueron realizadas antes de 2003 en el marco de esfuerzos coordinados", subraya en este informe.

"Estas actividades no superaron la fase de estudios sobre su factibilidad científica, y la adquisición de ciertas competencias y capacidades técnicas", señalan los expertos de la AIEA.

Si bien "ciertas" actividades sospechosas continuaron después de 2003, "la agencia no dispone de información creíble" sobre su prosecución tras 2009, subraya.

Este informe de la AIEA corrobora, al menos parcialmente, sus sospechas anteriores sobre los intentos de Irán de militarizar su programa, o sea, sus "posibles dimensiones militares (PMD)", lo que este país siempre desmintió categóricamente.

Según el analista Kelsey Davenport, del instituto Arms Control Association, las conclusiones de la investigación incitarán a los "opositores" al compromiso rubricado el 14 de julio, "tanto en Irán como en Estados Unidos, a tratar de apoyarse en el mismo para hacer fracasar este acuerdo nuclear histórico".

- Teherán considera caso cerrado, Israel pide más investigación -

Irán, por su parte, anunció este miércoles que considera que la investigación de la ONU sobre el carácter militar de su programa nuclear quedó cerrada después de que la AIEA publicara este tan esperado informe.

"Podemos decir que se han cumplido todas las medidas exigidas en ocasiones anteriores y la cuestión de las PMD ha quedado concluida y cerrada", declaró el viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abas Araghchi, ante cámaras de la televisión estatal.

En cambio, el gobierno israelí estimó que el informe brindado públicamente por la AIEA demuestra que la investigación debe profundizarse.

"Israel espera contar con la comunidad internacional para que se profundice la investigación (...) y que utilice todos los medios de que dispone para asegurar que Irán no pueda desarrollar secretamente el arma nuclear", declaró la oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu en un comunicado, y denuncia "un proyecto secreto" desde 2003 para lograr este objetivo (de las PMD).

Su país mostró durante años su absoluta oposición a las negociaciones y, en consecuencia, al acuerdo logrado en julio pasado

Este informe publicado en la jornada será examinado el 15 de diciembre por los gobernadores de la AIEA, según la hoja de ruta adoptada en julio pasado en Viena en el marco de las negociaciones entre Teherán y las grandes potencias para poner punto final a 13 años de diferendos sobre el tan manido programa nuclear iraquí.

AFP