Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, durante una rueda de prensa el 22 de mayo de 2017 en Teherán

(afp_tickers)

El presidente de Irán, Hasan Rohani, denunció este lunes el "espectáculo" sin "ningún valor político" de la cumbre en Riad entre Trump y los dirigentes árabes y anunció que su país mantendrá las pruebas de misiles "si es necesario".

Durante su primera rueda de prensa tras ser reelegido el viernes para un segundo mandato de tres años, Rohani respondió así a los ataques que se han sucedido en los últimos días por parte de Estados Unidos y Arabia Saudí.

"La reunión en Arabia Saudí fue un espectáculo sin ningún valor político ni concreto. Arabia Saudí ya organizó espectáculos similares en el pasado", declaró.

El presidente iraní rechazó las acusaciones de apoyo al terrorismo formuladas contra Irán por su homólogo estadounidense, Donald Trump, y por el rey Salmán, de Arabia Saudí, en la apertura de la cumbre con países musulmanes en Riad el domingo.

La República Islámica de Irán no fue invitada y el mismo Trump pidió a todas las naciones "aislarla".

"Quien ha luchado contra los terroristas es el pueblo iraquí, sirio... Los consejeros militares iraníes los han ayudado (...) y van a continuar haciéndolo", afirmó Rohani, que también defendió al Hezbolá libanés.

"Los que han apoyado a los terroristas no pueden combatirlos", acusó Rohani. "No creo que el pueblo estadounidense olvide la sangre derramada el 11 de septiembre", continuó.

El presidente iraní hacía referencia a los atentados de 2001 en Estados Unidos, en los que 15 de los 19 pilotos que estrellaron los aviones que mataron a 3.000 personas eran saudíes.

"Ustedes no pueden resolver el problema del terrorismo simplemente entregando a una superpotencia el dinero de su pueblo", manifestó Rohani, haciendo alusión a Trump.

- "Siempre se equivocan" -

El presidente Trump eligió la sunita Arabia Saudí, gran rival regional de Irán, chiita, para su primera visita al extranjero tras su investidura, en enero.

Allí firmó gigantescos contratos por un total de 380.000 millones de dólares. De ellos, 110.000 millones están destinados al armamento en una región con muchos conflictos, especialmente en Siria, Yemen e Irak, donde Teherán y Riad libran guerras subsidiarias.

"Sepan que cuando tengamos necesidad técnica de hacer pruebas de misiles, las haremos y no pediremos permiso a nadie", anunció Rohani.

"Nuestros misiles son para nuestra defensa y para la paz, no están (hechos) para agredir", añadió.

Asimismo, anunció los errores y la falta de conocimiento de Estados Unidos sobre Oriente Medio. "Lamentablemente, los estadounidenses siempre se equivocan sobre nuestra región. Cuando atacaron Afganistán, se equivocaron; cuando atacaron Irak, se equivocaron; cuando nos impusieron sanciones, se equivocaron", manifestó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP