Las autoridades iraníes presentaron el sábado nuevos murales antiestadounidenses en la antigua embajada de Estados Unidos en Teherán, dos días antes del 40º aniversario del asalto de ese edificio.

El general de división Hosein Slaami, jefe de los Guardianes de la Revolución (el ejército de élite de la República Islámica), presentó las pinturas ante la prensa, indicaron periodistas de la AFP.

Los nuevos murales, realizados en paneles colocados en los muros de antigua embajada, en el centro de la capital iraní, son obra de los estudiantes del Basij, un movimiento paramilitar de voluntarios islámicos.

Los murales denuncian la "arrogancia" de Estados Unidos y caricaturizan un país violento y sediento de guerra para asentar su influencia en el mundo.

Los artistas utilizaron principalmente el azul, el blanco y el rojo, los colores de la bandera estadounidense.

En uno de los murales aparece una Estatua de la Libertad en ruinas.

En otro se ve el triángulo del ojo de la Providencia, que aparece en los billetes de un dólar estadounidense, hundiéndose en un mar de sangre.

Otra pintura representa el dron estadounidense derribado en junio por Irán en las inmediaciones del estrecho de Ormuz, del que salen huyendo varios murciélagos.

La obra responde a otra en la que se representa al Airbus de Irán que fue abatido por un barco de guerra estadounidense en el Golfo el 3 de julio de 1988, del que salen huyendo palomas blancas. Washington afirmó que se trató de un "error", por el que Irán sigue exigiendo disculpas oficiales y que dejó 290 muertos.

En su discurso de inauguración, el general Salami acusó a Estados Unidos de ser el único país en haber recurrido a la bomba atómica (en dos ocasiones, contra Japón, en 1945) y de querer impedir que otros países, como Irán, puedan sacar provecho de la "técnica nuclear civil".

El responsable también acusó a Washington de mentir cuando se presenta como defensor de la democracia y de los Derechos Humanos, al tiempo que, según él, apoya a casi "todos los dictadores" del planeta.

El lunes se cumplen 40 años de la toma de rehenes de la embajada estadounidense de Teherán, el acto fundador de la República Islámica y que sigue perturbando sus relaciones con Estados Unidos.

A finales de septiembre, se borraron algunos murales antiestadounidenses para pintar en su lugar los desvelados este sábado.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes