Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, en rueda de prensa en Teherán el 31 de enero de 2017

(afp_tickers)

Las autoridades iraníes decidieron este domingo conceder visados a luchadores de Estados Unidos para una competición internacional, después de que un juez federal de Seattle suspendiera un decreto que prohíbe la entrada de ciudadanos de siete países musulmanes, entre ellos Irán.

"Tras la decisión de la justicia de suspender" el decreto de prohibición de entrada de los musulmanes en Estados Unidos, "concederemos los visados" a estos deportistas estadounidenses, escribió en un tuit Mohamad Javad Zarif, ministro de Relaciones Exteriores.

Un grupo de 72 profesores de la prestigiosa universidad Sharif de Teherán instaron al gobierno a dejar venir a estos deportistas para no actuar de la manera "vergonzosa" en la que lo hace Estados Unidos.

El viernes, Irán anunció que no concedería visados a esos deportistas para participar en una competición internacional de lucha libre en la provincia de Kermanshah (oeste), el 16 y 17 de febrero.

Pero unas horas después, un juez federal ordenó como medida cautelar la suspensión en todo el territorio estadounidense del decreto emitido por el presidente Donald Trump el 27 de enero, que veta la entrada de ciudadanos de siete países: Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

El sábado el departamento de justicia de Estados Unidos recurrió la sentencia del juez federal, calificada de "ridícula" por Trump.

Como consecuencia del decreto presidencial, tachado de "insultante" y "vergonzoso" por Teherán, Irán aplicó el principio de reciprocidad, que se tradujo en la suspensión de los visados para los estadounidenses.

El anuncio de nuevas sanciones de Estados Unidos contra Irán en represalia por una prueba de misil balístico hizo que las autoridades iraníes aplicaran de nuevo este principio, esta vez "contra individuos y empresas estadounidenses" que apoyen a grupos "terroristas".

Desde la llegada a la Casa Blanca de Trump el pasado 20 de enero, el tono entre los dos países ha subido.

Irán y Estados Unidos no mantienen relaciones diplomáticas desde la revolución islámica de 1979 y la ocupación de la embajada estadounidense en Teherán.

AFP