AFP internacional

El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Bahram Ghasemi, en una rueda de prensa el 22 de agosto de 2016 en Teherán.

(afp_tickers)

Irán se opuso este sábado a la celebración de un referéndum sobre la independencia del Kurdistán iraquí anunciado esta semana por las autoridades de esa región autónoma del norte del vecino Irak.

"La postura de Irán -en el que también vive una minoría kurda- consiste en apoyar la integridad territorial de Irak", indicó el portavoz del ministerio iraní de Relaciones Exteriores, Bahram Ghasemi.

"La región del Kurdistán forma parte de la república iraquí y cualquier decisión unilateral tomada al margen del marco nacional y legal (...) sólo puede llevar a nuevos problemas", añadió.

La presidencia del Kurdistán iraquí anunció esta semana la celebración el 25 de septiembre de un referéndum sobre su independencia, a pesar de la oposición de Bagdad.

Era de esperar que algunos países de la región donde también viven importantes minorías kurdas no vieran con buenos ojos ese anuncio.

Los kurdos, un pueblo de origen indoeuropeo, viven principalmente en cuatro países: Turquía, Irak, Irán y Siria. Durante mucho tiempo aspiraron a conseguir su propio Estado, pero su sueño se truncó al final de la Primera Guerra Mundial

Turquía, que se opone a cualquier forma de independencia kurda, tildó de "grave error" la voluntad del Kurdistán iraquí de organizar esa consulta.

Irán, escenario de enfrentamientos esporádicos entre las fuerzas de seguridad y rebeldes kurdos cuyas bases de retaguardia se encuentran en Irak, se preocupa por las aspiraciones separatistas de su propia minoría kurda.

AFP

 AFP internacional