Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una rueda de prensa conjunta con el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif, y la titular de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, el 16 de abril de 2016 en Teherán

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) e Irán expresaron este sábado su voluntad de trabajar juntos para superar los "desafíos" y "obstáculos" que existen en la aplicación del histórico acuerdo nuclear de julio de 2015.

Irán considera que Estados Unidos no ha respetado sus compromisos y le impide beneficiarse plenamente del levantamiento de gran parte de las sanciones internacionales, que oficialmente entró en vigor el 16 de enero.

A cambio del levantamiento de estas sanciones, que afectan duramente a Irán en el plano económico, Teherán había aceptado limitar su programa nuclear. El país esperaba obtener rápidamente beneficios económicos tangibles de este acuerdo.

Numerosas delegaciones políticas y económicas de diferentes países europeos han viajado a Irán en los últimos meses, pero el guía supremo Alí Jamenei señaló recientemente que estas visitas no habían dado resultados "tangibles".

"Más que obstáculos", la aplicación del acuerdo nuclear se enfrenta a "desafíos", estimó la titular de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, en una rueda de prensa conjunta con el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif.

Mogherini, una de las protagonistas de las negociaciones entre Irán y las grandes potencias, está de visita en Teherán por un día. Va acompañada de siete comisarios europeos, entre ellos el español Miguel Arias Cañete, titular de Clima y Energía.

Añadió que los iraníes debían ser pacientes para que el acuerdo tenga efectos "en su vida cotidiana".

Uno de los "desafíos" que hay que superar es la reticencia de los bancos europeos a operar en Irán, por temor a represalias de Estados Unidos que continúa limitando las transacciones en dólares con ese país. "No podemos obligar a nadie, pero hacemos todo lo posible para tranquilizar a los bancos" europeos, señaló Mogherini.

Zarif dijo, por su parte, que Irán y la UE "cooperarán para eliminar los obstáculos que quedan en la implementación del acuerdo nuclear". "Los iraníes deben sentir los resultados del acuerdo lo más pronto posible, de lo contrario, se preguntarán cuál era la necesidad", indicó.

Sobre los recientes disparos de misiles balísticos de Irán, que preocupan a los países europeos y a Washington, Mogherini dijo que no "violan" el acuerdo nuclear, aunque añadió que preferiría que Irán se abstenga de llevar a cabo acciones que provoquen una "escalada" en la región.

El tema de los derechos humanos en Irán no fue eludido. Mogherini señaló que la UE se mantiene "firme en el principio", aunque favorece "el diálogo" con los países acusados de violarlos. Un enfoque aceptable para Zarif, que subrayó que las discusiones sobre el tema no serán "en un solo sentido".

Mogherini indicó además que la UE apoyará la candidatura de Irán a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

También se abordó la guerra en Siria y Yemen. "Es de interés común que la guerra en Siria termine", estimó la diplomática europea.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP