Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sami al Araji (d), responsable de la Comisión Nacional de Inversión de Irak, pronuncia un discurso durante la ceremonia para depositar la primera piedra del aeropuerto de Kerbala

(afp_tickers)

Unos funcionarios iraquíes depositaron la primera piedra de un nuevo aeropuerto cercano a Kerbala este lunes, principalmente para dar servicio a los peregrinos que cada año llegan a esta ciudad chiita.

El Aeropuerto Central del Éufrates estará ubicado a unos 35 kilómetros al sur de Kerbala, explicó a la AFP Ahmed Tobal, ingeniero de la compañía Jayrat al Sibtein, que supervisa el proyecto.

"La primera fase incluirá la construcción de una pista, una terminal de pasajeros, un aparcamiento y unidades de mantenimiento", precisó en la ceremonia de este lunes, agregando que el aeropuerto recibiría su primer vuelo en 18 meses.

La compañía británica Copperchase, cuyo director ejecutivo Anthony Myers asistió a la ceremonia, se hará cargo de los 500 millones de dólares que ha costado el proyecto, dijo Tobal.

Jayrat Al Sibtein pertenece al santuario del imán Husein, el mausoleo del nieto del profeta Mahoma, situado en Kerbala, uno de los lugares sagrados del islam chiita.

"Este aeropuerto contribuirá a reactivar el turismo en la región del Éufrates central", afirmó Sheij Abdel Mahdi Al Karbalai, un representante del gran ayatolá Ali Al Sistani, el clérigo más venerado del país.

El representante señaló que al menos cinco provincias iraquíes se beneficiarían del nuevo aeropuerto, a medio camino entre Kerbala y Nayaf, otra ciudad santa chiita.

"Kerbala recibe a millones de peregrinos y construir el aeropuerto era necesario", abundó el gobernador de Kerbala, Aqeel Al Turaihi, durante la ceremonia.

El responsable apuntó que en los últimos años, alrededor de 2,5 millones de extranjeros habían visitado Kerbala cada año con motivo del Arbaeen, una conmemoración anual celebrada en el santuario del imán Husein que se ha convertido en una de las peregrinaciones más concurridas del mundo.

AFP