Navigation

Islas griegas en el mar Egeo se movilizan contra los campos de migrantes

Habitantes de la isla de Lesbos enarbolan banderas griegas durante la manifestación contra los campos de migrantes, el 22 de enero de 2020 en el puerto de Mitilene afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 enero 2020 - 14:29
(AFP)

Miles de griegos se manifestaron este miércoles en las islas del mar Egeo que albergan los campos de migrantes más grandes, reclamando la partida inmediata de millares de solicitantes de asilo.

Las islas de Lesbos, Samos y Chios observaban en esta jornada una huelga general de 24 horas, con el cierre de comercios y oficinas de servicios públicos.

Centenares de residentes se manifestaron en los puertos de estas tres islas, cercanas a Turquía, ondeando banderas griegas.

El eslogan principal de esta movilización es: "Queremos recuperar nuestras islas, queremos recuperar nuestras vidas".

Los solicitantes de asilo "deben repartirse por toda Grecia", señaló a la AFP en Lesbos Efstratios Peppas, un jubilado de 72 años.

"Y Europa debe asumir sus responsabilidades. También debe acoger a migrantes", añadió, mezclado entre los manifestantes concentrados en el puerto de Mitilene.

Al borde de la asfixia, el campamento erigido en Moria, en el sur de Lesbos, cuyas sórdidas condiciones de hacinamiento son denunciadas por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y numerosas oenegés defensoras de los derechos humanos, acoge a más de 19.000 solicitantes de asilo cuando su capacidad es para sólo 2.840 personas.

"No podemos salir por la noche, la gente es apuñalada", agregó el jubilado.

La situación es también dramática en Samos, donde 7.500 migrantes se apretujan en el campo de Vathy, a las puertas de la ciudad de este nombre, con capacidad para 650 personas.

En Chios, el centro de acogida y albergue de Vial está diseñado para recibir a unas 1.000 personas, pero hay 5.000 solicitantes de asilo, que viven allí en condiciones también dramáticas.

En noviembre, el gobierno anunció la creación de nuevos campamentos, cada uno con capacidad para más de 5.000 persona, ubicados en las cinco islas griegas del Egeo (además de las tres mencionadas, Kos y Leros). Pero los responsables locales se oponen con firmeza y exigen que cada centro acoja solamente hasta mil migrantes.

- Reyertas mortales -

En Lesbos, sobre todo, la violencia entre migrantes es frecuente. En lo que va de enero dos de ellos fueron mortalmente apuñalados en el campo de Moria. Una afgana de 18 años se encuentra entre la vida y la muerte en un hospital tras haber sido apuñalada durante esta semana.

Además, tres solicitantes de asilo se suicidaron en las últimas semanas en centros de retención en Grecia. "Exigimos la clausura inmediata de Moria", rezaba una pancarta desplegada en la manifestación de Lesbos.

Grecia estuvo en primera línea durante la crisis migratoria de 2015, año en que por este país transitaron unas 850.000 personas con destino a Europa central.

Y, el año pasado, se convirtió en la primera puerta de entrada de migrantes a Europa.

La ACNUR contabilizó en 2019 más de 59.700 llegadas a Grecia por mar y más de 14.800 por vía terrestre, sobre todo a través de la frontera con Turquía, por lo tanto en el orden de las 74.500 arribos durante el año.

Desde comienzos de 2020 más de 3.000 nuevos migrantes han entrado a Grecia, la mitad de ellos por mar, según la ACNUR.

Grecia está experimentando una "fatiga migratoria", se lamentó recientemente Georgens Koumoutsakos, viceministro de Inmigración (ministerio recién restablecido por el gobierno de derecha de Kyriakos Mistotakis), llamando a una "verdadera solidaridad" por parte de la comunidad internacional.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.