AFP internacional

Ismail Haniya habla durante la inauguración de una nueva mezquita el pasado 24 de febrero en la ciudad de Rafah, al sur de la Franja de Gaza

(afp_tickers)

El dirigente palestino Ismail Haniya fue elegido el sábado líder de la oficina política de Hamas, el movimiento islamista en el poder en la Franja de Gaza, sustituyendo a Jaled Meshaal.

Se espera que Haniya, visto como un pragmático dentro del movimiento, permanezca en la Franja de Gaza -el enclave palestino dirigido por Hamas desde 2007-, a diferencia de su predecesor Meshaal, que vive en el exilio en Catar y que concluyó en ese país los dos mandatos máximos autorizados por el movimiento.

"El consejo de la shura de Hamas eligió este sábado a Ismail Haniya como jefe de la oficina política del movimiento", anunció el sitio web oficial de la formación.

El movimiento está "convencido de la necesidad de la alternancia en el poder", declaró a la AFP su portavoz, Hazem Qassem.

Haniya se proclamó vencedor en esta elección frente a Mussa Abu Marzuk y Mohamed Nazzal, tras una votación por videoconferencia de los miembros de la shura o consejo supremo de Gaza en Cisjordania y fuera de los territorios palestinos.

Con 54 años de edad y una canosa barba, Haniya se pone al frente de Hamas mientras intenta reducir su aislamiento internacional, sin marginar al ala dura del movimiento.

El anuncio de la nueva dirección de Hamas ocurrió pocos días después de que el grupo anunciara, por primera vez en la historia, la modificación de su programa político, aceptando así un Estado palestino limitado por las fronteras de 1967.

Según los expertos, al modificar sus textos fundacionales, denunciados por muchos como "antisemitas", el grupo pretende volver al ruedo de las negociaciones internacionales.

- Aliviar aislamiento internacional -

El lunes, Hamas dio a conocer un nuevo documento político que alivia su postura sobre Israel después de haber pedido durante mucho tiempo su destrucción.

El documento acepta en especial la creación de un Estado palestino en Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza, los territorios ocupados por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967.

También dice que su lucha no es contra los judíos por su religión sino contra Israel como ocupante.

La carta fundacional de 1988 no se abandona, solo se complementa, en un intento visto por algunos analistas como una forma de mantener el respaldo del ala dura.

Hamas está considerado como un grupo terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea, y el nuevo documento está destinado en parte a aliviar su aislamiento internacional.

Por su parte, el ejército israelí lanzó un mensaje el sábado en el que parecía instar a Haniya a no buscar un nuevo enfrentamiento.

"#Hamas eligió a un nuevo líder. ¿El momento para la promesa y la esperanza?", publicó en Twitter el portavoz del ejército israelí, el coronel Peter Lerner.

"Espero (que Haniya) tome buenas decisiones para los palestinos que aspira a liderar", añadió.

Con todo, el movimiento islamista radical palestino, Yihad Islámica, rechazó el sábado el viraje político de Hamas.

"En calidad de socios de los hermanos de Hamas en la lucha por la liberación, estamos preocupados por el documento (adoptado por Hamas)", dijo el adjunto del jefe de la Yihad Islámica, Ziyad al Najala.

"Nos oponemos a la aceptación por parte de Hamas de un Estado con las fronteras de 1967 y estimamos que es una concesión que atenta a nuestros principios", añadió el dirigente de la Yihad.

Najala dijo que la nueva política de Hamas "lleva a un punto muerto y solo puede conducir a medias soluciones".

Fundada a principios de los años 1980 tras la revolución en Irán, aliado cercano y fuente de inspiración ideológica, la Yihad Islámica es la segunda fuerza en la Franja de Gaza y apuesta totalmente por la acción armada.

AFP

 AFP internacional