Navigation

Israel anula la votación sobre nuevos permisos de construcción en Jerusalén Este

Vista parcial del asentamiento israelí de Givat Zeev, cerca de la ciudad cisjordana de Ramala, el 28 de diciembre de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 28 diciembre 2016 - 15:45
(AFP)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pidió este miércoles aplazar el examen de nuevos permisos de construcción en Jerusalén Este, ocupada y anexionada por Israel, para evitar aumentar las tensiones con Estados Unidos.

Sin embargo, paralelamente, un comité aprobó la construcción de un edificio de cuatro plantas para colonos israelíes en el centro del barrio palestino de Silwan, en Jerusalén Este, informó una ONG local.

En cuanto a los permisos, Hanan Rubin, un consejero municipal, había declarado: "El presidente [del comité de planificación y construcción de Jerusalén] nos dijo que [el asunto de los permisos] había sido retirado del orden del día, a petición del primer ministro, para evitar un conflicto con el Gobierno estadounidense".

El comité debía estudiar la concesión de 492 permisos de construcción en las colonias de Ramat Shlomo y Ramot, en Jerusalén Este, la parte palestina de la Ciudad Santa, precisó Rubin.

El examen de esos permisos se llevará a cabo en una fecha posterior, añadió, sin dar más detalles.

- Trump apoya a Israel -

Las relaciones entre Israel y su aliado estadounidense están deterioradas, máxime después de que Washington se negara a vetar el viernes una resolución de la ONU que condena las colonias israelíes por primera vez desde 1979.

Sin embargo, el presidente electo del país norteamericano, Donald Trump, mostró nuevamente su apoyo a Israel tras esta votación.

"No podemos seguir dejando que Israel sea tratado con un desprecio total y semejante falta de respeto", escribió en Twitter. "Estaban acostumbrados a tener un gran amigo en Estados Unidos, pero ya no es el caso. El comienzo del fin fue ese horrible acuerdo con Irán [sobre su programa nuclear], y, ¡ahora (la ONU)! ¡Mantente fuerte, Israel, el 20 de enero está cerca!", añadió.

Con la abstención de Estados Unidos, los otros 14 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU aprobaron un texto que insta a Israel a "cesar inmediatamente cualquier actividad de colonización en territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Este", alegando que las colonias "no tienen valor jurídico" y son "peligrosas para la viabilidad de una solución con dos Estados".

La actitud estadounidense provocó la cólera de Israel, cuyo primer ministro rechazó "una resolución anti-israelí vergonzosa", y afirmó que su país no la respetará.

- Visión de Kerry sobre la paz -

La comunidad internacional, que califica de ilegal la colonización israelí, considera que ésta es el mayor obstáculo para la paz, ya que los asentamientos se construyen en tierras que podrían pertenecer al Estado al que aspiran los palestinos.

Estados Unidos actuó tradicionalmente como el escudo diplomático de Israel, pero, frustrado tras años de esfuerzos inútiles, decidió abstenerse en la ONU alegando el impacto negativo de la colonización sobre el proceso de paz palestino-israelí, en punto muerto desde 2014.

Este miércoles, Kerry presentaba en un discurso su "visión completa" sobre este proceso de paz. "No lo hemos abandonado y no pensamos que los israelíes y los palestinos deban [hacerlo]", declaró el portavoz del Departamento de Estado.

Kerry cree que "es su deber, en sus últimas semanas y últimos días como secretario de Estado, presentar lo que él piensa que debe ser el camino hacia una solución con dos Estados", según el portavoz.

Aunque esta resolución no prevé sanciones contra Israel, el Gobierno teme que facilite las denuncias ante la Corte Penal Internacional y avive el rechazo contra los productos de las colonias.

Tras el voto del Consejo de Seguridad, Israel anunció que "reduciría" sus relaciones con algunos países que votaron a favor del texto, y llamó a consultas a sus embajadores en Nueva Zelanda y Senegal, que impulsaron la resolución en la ONU.

Unos 430.000 colonos israelíes viven en la Cisjordania ocupada, y más de 200.000 residen en Jerusalén Este.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.