Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Casas prefabricadas son removidas de la colonia Amona en Cisjordania, el 6 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Israel comenzó este lunes a desmantelar Amona, la colonia en Cisjordania que ha estado en el centro de una batalla política y legal durante varios años, constataron periodistas de la AFP.

La mayoría de las construcciones de Amona eran prefabricadas. Máquinas topadoras y remolcadoras recuperaron las que podían llevarse y destruyeron otras.

Centenares de policías israelíes evacuaron el miércoles y jueves de la semana pasada a los últimos residentes -de un total de entre 200 y 300- que se quedaron allí pese a las órdenes de abandonar el lugar.

La gran mayoría de los colonos se fueron pacíficamente.

Pero los policías emplearon la fuerza para hacer partir a centenares de jóvenes que llegaron de colonias vecinas con la convicción de que estas tierras de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, son israelíes según la Biblia, digan lo que digan los jueces, los palestinos o la comunidad internacional.

La Corte suprema israelí ordenó en 2014 la evacuación de Amona, ilegal para ellos porque está construida en tierras privadas palestinas.

A diferencia de Israel, la ONU considera a todas las colonias como ilegales y obstáculo a la paz entre israelíes y palestinos.

La Corte suprema había dado a las autoridades israelíes hasta el 8 de febrero para desalojar el lugar.

Amona inspiró una propuesta de ley que de aprobarse haría posible a Israel apropiarse de centenares de hectáreas de tierras palestinas y legalizar de acuerdo al Derecho israelí decenas de colonias llamadas salvajes, para que no sufran la misma suerte que Amona. El Parlamento israelí debía votar la ley en la madrugada del martes.

Amona llevó al primer ministro Benjamin Netanyahu a prometer en compensación la creación de una nueva colonia, que sería la primera impulsada por el gobierno en los últimos 25 años.

El caso de Amona cristalizó la problemática de la colonización en el momento crucial de la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, considerado como más favorable a las posiciones israelíes que su antecesor Barack Obama.

Desde que asumió el nuevo presidente estadounidense, el 20 de enero, Israel ha hecho cinco nuevos anuncios de colonización.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP