Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado israelí camina por un calle de Hebrón durante unos enfrentamientos con manifestantes palestinos, el jueves 22 de octubre en la ciudad cisjordana

(afp_tickers)

Israel levantó las restricciones de edad en el acceso a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén este viernes, día del rezo semanal musulmán, en un intento de rebajar las tensiones entre israelíes y palestinos.

La decisión, que permite a todos los fieles musulmanes asistir a la oración del viernes en la mezquita de Al Aqsa por primera vez en varias semanas, fue tomada en un momento de intensa presión internacional para desactivar una crisis que aviva el temor de una nueva intifada.

Israel había prohibido a mediados de septiembre el acceso a la Explanada de las Mezquitas -tercer lugar más sagrado del Islam-, a los musulmanes de menos de 50 años para reducir el riesgo de actos violentos.

Los palestinos tomaron mal estas limitaciones, consideradas como un nuevo abuso israelí en un lugar que para ellos es a la vez símbolo nacional y religioso.

Ahora, este levantamiento de las restricciones parece incluirse en las "propuestas constructivas" a las que aludió el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, tras su encuentro del jueves con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en Berlín, según relató el portavoz del Departamento de Estado.

Mientras tanto, los partidos políticos palestinos convocaron un "día de ira" con un llamado a manifestarse después de las oraciones en Gaza y Cisjordania.

Ham´ss, el movimiento islamista que gobierna la Franja de Gaza, instó en un comunicado a "más protestas y más enfrentamientos con soldados en Cisjordania".

La Explanada de las Mezquitas en Jerusalén oriental es una de las principales fuentes de tensiones entre israelíes y palestinos, ya que además de ser el tercer lugar más sagrado del islam es el sitio más sagrado del judaísmo, que lo conoce como el Monte del Templo.

Está ubicado en Jerusalén Este, parte oriental de Jerusalén anexionada y ocupada por Israel. Está administrada por una fundación islámica bajo la égida de Jordania. Pero Israel controla el acceso.

El lugar está regido por reglas no escritas (el "statu quo"). Los judíos pueden acceder a ciertas horas pero no pueden rezar en él, mientras los musulmanes pueden entrar y rezar a cualquier hora, aunque son sometidos regularmente a restricciones de edad, u otras, impuestas por Israel.

- Otro soldado apuñalado -

Entretanto, la violencia seguía incesante y, este viernes por la mañana, las fuerzas israelíes dispararon a un agresor palestino que había atacado con un cuchillo y herido levemente a un soldado en Cisjordania.

"Un atacante apuñaló a un soldado durante unas operaciones junto a la barrera de seguridad en Gush Etzion", un bloque de colonias judías al sur de Jerusalén, indicó el Ejército en un comunicado.

"La fuerza respondió, y disparó al atacante", añadió. Según fuentes médicas, el soldado fue herido levemente. De momento, se ignora el estado en que se encuentra el agresor.

El ataque es el último en una larga serie de agresiones similares, en su mayoría cometidas por jóvenes palestinos, contra soldados, policías o civiles israelíes.

Desde que comenzara la ola de violencia el 1 de octubre, al menos 49 palestinos (más de la mitad agresores) y un árabe israelí han muerto, así como ocho israelíes.

Por último, a nivel diplomático, tras la reunión Kerry-Netanyahu del jueves, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sigue tratando el conflicto israelo-palestino: una reunión del Cuarteto (Rusia, Estados Unidos, Unión Europea, ONU), fundado en 2002 para desempeñar el rol de mediador -hasta ahora sin éxito- entre Israel y los palestinos, está prevista este viernes por la tarde en Viena.

AFP