Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Niños palestinos observan el asentamiento judío de Dolev desde su localidad Deir Ibzi, en la Cisjordania ocupada, el 10 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Israel ha avanzado este año en su mayor programa de asentamientos desde 1992, señaló el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, este domingo, pese a las advertencias de que este tipo de proyectos podría entorpecer la solución de los dos Estados.

Las declaraciones de Avigdor Lieberman coincidieron con un aumento de la presión sobre el Gobierno de Israel por parte del movimiento proasentamientos, que tiene una fuerte influencia en la coalición conservadora del primer ministro, Benjamin Netanyahu.

Netanyahu trata de encontrar un equilibrio entre los reclamos de los colonos y los del presidente estadounidense, Donald Trump, quien le pidió que diera marcha atrás en estos proyectos para favorecer la reanudación de los diálogos de paz con los palestinos.

Lieberman dijo a los periodistas y ministros al comienzo de una reunión del Ejecutivo que, en lo que va de año, se ha avanzado en los proyectos de construcción de 8.345 viviendas en Cisjordania ocupada, incluyendo 3.066 que serán construidas "inmediatamente".

Los proyectos de asentamientos tienen que superar varias etapas antes de la aprobación final.

"Las cifras de la primera mitad de 2017 son las más altas desde 1992", afirmó Lieberman.

Los datos son similares a los publicados la semana pasada por la organización Paz Ahora, que vigila las colonizaciones.

Esta organización afirmó que, contando planes y licitaciones, se había avanzado en los programas de construcción de 7.721 viviendas, casi el triple de las aprobadas en 2016, que fueron 2.699.

Paz Ahora no pudo confirmar si las cifras de este año son las más altas desde 1992.

Solo la semana pasada, Israel avanzó en los proyectos de construcción de más de 3.000 viviendas en asentamientos de colonos.

Aunque la mayoría de estas corresponden a viviendas que ya existen, algunas serán construidas en la primera colonia oficial creada en cerca de 25 años, indicó Paz Ahora.

Según la legislación internacional, los asentamientos de colonos son ilegales, además de que son considerados como un obstáculo importante para las negociaciones de paz al estar construidos en territorios que los palestinos consideran parte del Estado al que aspiran.

Alrededor de 600.000 colonos viven en la actualidad en Cisjordania y en Jerusalén Este, junto con unos 2,9 millones de palestinos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP