Navigation

Israel reconoce que la destrucción de túneles de Hezbolá durará algunas semanas más

Fuerzas especiales de la armada libanesa patrullan alrededor de la localidad de Kfar Kila, junto a la frontera con Israel, el 5 de diciembre de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 27 diciembre 2018 - 18:49
(AFP)

El ejército israelí reconoció este jueves que aún durará algunas semanas más la operación, iniciada a principios de diciembre, para localizar y destruir túneles construidos presuntamente por el movimiento libanés Hezbolá en la frontera entre Líbano e Israel.

Durante una entrevista, un portavoz de las fuerzas armadas indicó que los túneles que unían la localidad libanesa de Kfar Kila con el territorio israelí fueron tapados con material impermeable.

El ejército israelí difundió vídeos y fotografías del lado libanés de la frontera que, según el portavoz Jonathan Conricus, demuestran "que los túneles fueron construidos desde territorio libanés para llegar a Israel".

"Necesitaremos probablemente algunas semanas más, pero se trata solo de una estimación... La operación concluirá una vez que todos estos túneles de ataque hayan sido localizados y destruidos", aseguró Conricus.

Israel anunció haber destruido hasta cinco túneles desde el inicio de la operación "Escudo del norte" el pasado 4 de diciembre.

Israel considera que los combatientes de la milicia chiita Hezbolá utilizan estos "túneles de ataque" para infiltrarse en territorio israelí, a través de los 80 kilómetros de frontera entre Israel y Líbano.

La última gran confrontación entre Hezbolá e Israel se remonta a 2006 cuando 33 días de guerra dejaron 1.200 muertos de lado libanés, y 160 del lado israelí, sin neutralizar al movimiento chiita.

El ejército israelí advirtió este jueves en un comunicado que hacía "responsable al gobierno libanés de los túneles de ataque excavados desde territorio libanés".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo