Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios palestinos llenan bidones de agua potable el 22 de febrero de 2017 en Rafah, Franja de Gaza

(afp_tickers)

Israel anunció el miércoles un recorte de dos millones de dólares en su contribución a la ONU en respuesta a las nuevas críticas del Consejo de Derechos Humanos contra sus políticas hacia los palestinos.

Desde hace años, Israel denuncia sin cesar al Consejo por una serie de votaciones y críticas a sus políticas en los territorios palestinos.

La semana pasada, un enviado especial de la ONU acusó a Israel de "someter" a los palestinos y de haber intensificado la represión contra los defensores de los derechos humanos. Israel es el único país del mundo que aparece en cada sesión del Consejo celebradas tres veces al año.

El estado hebreo y su principal aliado, Estados Unidos, han denunciado en muchas ocasiones esta "agenda sesgada" del Consejo boicoteando los debates.

Un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores criticó la "discriminación obsesiva hacia Israel por parte de la ONU y sus agencias" para justificar la reducción en su contribución anual.

Un portavoz israelí recordó que el país ya había anunciado una reducción de seis millones de dólares (sobre un total de 11,7) de su aporte tras la votación de diciembre de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad, que denunciaba la colonización israelí de los territorios palestinos.

"El primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores Benjamin Netanyahu ha decidido afectar los dos millones de dólares a la ayuda internacional y a la inversión en países en desarrollo que apoyan a Israel ante las instancias internacionales", subrayó el comunicado.

El 15 de marzo, el secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson, en una carta dirigida a ocho grandes organizaciones defensoras de los derechos humanos, indicó que Estados Unidos continuaría con "su objeción fuerte y de principio respecto a la agenda sesgada del Consejo de Seguridad contra Israel".

Por su parte, la nueva embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, prometió el lunes ante la AIPAC, la mayor organización estadounidense proisraelí, que la "denigración" del Estado Hebreo ante la ONU se había "terminado".

AFP