Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un cartel indica el número de las secciones electorales para el referéndum sobre las plataformas petrolíferas 'offshore', en una imagen tomada en Roma el 17 de abril de 2016

(afp_tickers)

Más de 50 millones de italianos están llamados a las urnas este domingo para pronunciarse en un referéndum sobre el futuro de las plataformas petrolíferas 'offshore', algunas de las cuales se hallan muy cerca de las costas.

Los colegios electorales abrieron a las 07h00 (05h00 GMT) y cerrarán a las 23H00 (21H00 GMT).

El tema genera debate desde hace varias semanas entre los defensores del medio ambiente, el mundo de los negocios y el Gobierno del Partido Demócrata (PD, centro izquierda), de Matteo Renzi

Se trata de determinar cuánto tiempo las compañías petrolíferas pueden explotar en el mar, en plataformas 'offshore' ('trivelle', en italiano), los yacimientos situados a menos de 12 millas marinas (22 kilómetros) de las playas italianas.

Votar "No" este domingo permitiría a las compañías petrolíferas -esencialmente el grupo italiano ENI- explotar esos yacimientos hasta que se agoten, como lo prevé una nueva ley que entró en vigor en enero. Votar "Sí" significaría en cambio abrogar esta ley y volver a una explotación limitada a la duración prevista en cada concesión. Muchos comentaristas consideran que la formulación de la pregunta es engañosa para los electores, pues hay que votar "Sí" para expresar una oposición.

Prueba de la complejidad de lo que está en juego es que el jefe de Gobierno, Matteo Renzi, llamó a la abstención. Si no se alcanza el quorum fijado en el 50% de participación, el referéndum quedará en letra muerta.

A las 12h30 (10h30 GMT), el índice de participación era de poco más del 8%, según las cifras provisionales del Ministerio del Interior.

Según Renzi, éste "no es un referéndum político, no se vota en favor o contra del Gobierno". Pero la oposición es más bien favorable al "Sí", es decir, a favor de la abrogación de la ley.

En cambio, el exprimer ministro Romano Prodi (PD), así como otros líderes de izquierda, llamaron a votar "No". En el seno del partido de Silvio Berlusconi, Forza Italia (derecha), hay división entre abstencionistas y partidarios del "No".

La renuncia hace pocos días de la ministra de Desarrollo Económico, Federica Guidi, involucrada en un escándalo de tráfico de influencias en favor del grupo petrolero francés Total -con inversiones gigantescas en el sur de Italia-, demuestra que hay muchos intereses económicos en juego.

Pero sea cual fuere el resultado de la consulta, éste será analizado de cerca por Matteo Renzi, que se enfrentara a otro delicado referéndum en octubre, sobre su reforma de la Constitución.

- Un desastre ecológico -

Los ecologistas consideran que las plataformas en el mar Mediterráneo son un peligro y temen un desastre ecológico, además de la contaminación que provoca ya en las especies marinas, explicaron a la AFP.

Según el diario la Stampa, estos yacimientos a menos de 12 millas de las costas producen 2.700 millones de metros cúbicos de gas (el 60% de la producción italiana) y 4 millones de barriles de petróleo (ek 73% de la producción nacional).

La última encuesta disponible, realizada por el Istituto Piepoli y publicada el 4 de abril, calcula que el 65% de los interrogados está a favor de la derogación de la ley, es decir, en contra de las perforaciones, el 14% en contra, mientras que un 21% no tiene opinión. El porcentaje de abstención será muy alto de todos modos, según la entidad.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP