Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La terminal de carga del puerto de Tokio, en una imagen del 6 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, calificó este martes el acuerdo alcanzado por 12 países del Pacífico para crear la zona de libre comercio más grande del mundo como el inicio de un "nuevo siglo" para Asia.

"Una gran zona económica surgirá (...), el TPP hará nuestras vidas más prósperas", dijo Abe en una rueda de prensa televisada, tras el cierre del Acuerdo Transpacífico de Asociación (TPP) después de cinco años de negociaciones.

"Es el inicio de un nuevo siglo para la región Asia-Pacífico", añadió el jefe de gobierno nipón, para quien este acuerdo significa "fundamentalmente fortalecer el imperio de la ley en las actividades económicas con el establecimiento de un sistema económico internacional libre, justo y abierto".

El acuerdo lo anunció el lunes el representante estadounidense para el Comercio (USTR), Michael Froman, en una rueda de prensa, junto a los otros 11 negociadores al término de las negociaciones en Atlanta (Georgia, sureste de EEUU).

El TPP deben ratificarlo ahora los diferentes países (Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam), que representan el 40% de la economía mundial.

Aunque China no forma parte de las negociaciones comerciales, Shinzo Abe mostró su esperanza en que Pekín lo firme algún día y, con ello, aumente la seguridad regional. "Si China participa en este sistema en el futuro, contribuirá tanto a la seguridad de Japón como a la estabilidad de la región Asia-Pacífico", añadió.

Según el acuerdo, el 98% de los aranceles se eliminarán en productos lácteos, carne de res, vino, azúcar, arroz, horticultura y mariscos, así como productos manufacturados o energía, entre otros.

Australia y Nueva Zelanda celebraron este martes el acuerdo. "Cualquier acuerdo de esta naturaleza representa para nosotros enormes ventajas", dijo el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull. "Es la primera gran piedra de nuestra futura prosperidad", añadió el jefe de gobierno, cuyo país busca nuevos motores de crecimiento tras el final del 'boom' de la minería.

Según el ministro australiano de Comercio, Andrew Robb, este acuerdo ofrecerá a Australia "enormes ventajas, entre ellas oportunidades inéditas en la región Asia-Pacífico, que conoce un fuerte crecimiento con su clase media en expansión".

Por su parte, el primer ministro neozelandés, John Key, celebró un acuerdo que aportará a la economía al menos 2.700 millones de dólares neozelandeses (1.500 millones de euros; 1.670 millones de dólares estadounidenses) anualmente a partir de 2030.

"De manera general, es un muy buen acuerdo para Nueva Zelanda", estimó Key, quien lamentó que el TPP no vaya más lejos en lo relativo a los productos lácteos, que representan un tercio de las exportaciones de su país.

Malasia, otro de los países firmantes, destacó también este martes la importancia de este acuerdo para ayudar al país "a atenuar los problemas generados por el ambiente económico mundial", dijo en un comunicado el ministro de Comercio, Mustapa Mohamed.

"El acuerdo alcanzado hoy por los países que negocian el Acuerdo Transpacífico de Asociación es un acontecimiento muy positivo", coincidió el lunes la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en un comunicado difundido en español en Lima, donde se realiza la Junta Anual de gobernadores del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial.

Lagarde resaltó que "el acuerdo no solo es importante por su tamaño, dado que los países signatarios representan alrededor del 40% del PIB mundial, sino que también amplía la frontera del comercio y la inversión en bienes y servicios hacia nuevos ámbitos donde los beneficios pueden ser significativos".

Por su parte, el presidente peruano Ollanta Humala destacó que el acuerdo incluyó una propuesta de Perú referente a las pequeñas y medianas empresas (pymes), aunque no ofreció detalles. "Tengo la satisfacción de anunciar al Perú que hemos dado un paso trascendental en la ruta del desarrollo inclusivo y sostenible (...) que permitirá también atraer mayor inversión extranjera directa de los países del TPP al Perú", aseguró Humala, en un mensaje al país emitido por televisión.

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz había exhortado la semana pasada al presidente peruano a rechazar el TPP porque "los negociadores de su país estaban capitulando" ante las multinacionales. Según Stiglitz, "las esperanzas del Presidente peruano para lograr un acuerdo están puestas en el lugar equivocado: el TPP parece haber sido diseñado para perpetuar a países en desarrollo como el Perú en relaciones comerciales desiguales con países como Estados Unidos, Japón, Canadá y Australia".

AFP