Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Exteriores japonés, Fumio Kishida, explicó que las sanciones a Corea del Norte (que consisten en congelación de activos principalmente) estaban dirigidas contra cinco compañías

(afp_tickers)

Japón decidió imponer nuevas sanciones a Corea del Norte, que afectan también a dos empresas chinas, para tratar de disuadir al régimen de Kim Jong-Un de que siga desarrollando su programa de armamento nuclear, anunció este viernes.

Estas nuevas disposiciones se adoptan después de que de que Corea del Norte probara un misil balístico intercontinental (ICBM) a principios de julio.

El ministro japonés de Relaciones Exteriores, Fumio Kishida, explicó que las sanciones (congelación de activos principalmente) estaban dirigidas contra cinco compañías, dos de ellas chinas, y nueve particulares por su papel en relación a Corea del Norte.

"Es importante reforzar la presión para que Corea del Norte se oriente hacia la desnuclearización y vamos a empujar a Pyongyang a actuar concretamente para solucionar este problema", afirmó Kishida.

Según el diario económico Nikkei, las dos empresas chinas son el Banco de Dandong (que también enfrenta sanciones de Estados Unidos) y una empresa de transporte marítimo.

La comunidad internacional considera que China, el país más cercano al régimen comunista norcoreano, tiene un papel esencial que jugar para que Pyongyang modifique su actitud, pero Pekín cree que las medidas deben decidirse de manera concertada.

"Nos oponemos firmemente a la imposición de sanciones unilaterales, vengan del país que vengan, fuera del marco del Consejo de Seguridad de la ONU, más aún cuando están destinadas a empresas y particulares chinos", reaccionó el ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Precisó que "China seguía comprometida en la voluntad de desnuclearizar Corea del Norte y continuaba aplicando las resoluciones de forma estricta y completa".

Según él, China pedirá a Japón que anule estas medidas de retorsión que calificó de "malas decisiones", hablando de "obstáculos en las relaciones entre los dos países y en su cooperación en relación a la península coreana".

Desde la llegada al poder de Kim Jong-Un a finales en 2011, Corea del Norte aceleró el desarrollo de sus programas nuclear y balístico, a pesar de que estos están prohibidos por la comunidad internacional.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP