Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una alerta enviada por Japón pedía a los ciudadanos que buscaran refugio y también advertía que si encontraban objetos sospechosos no se acercaran y llamaran inmediatamente a la policía o a los bomberos

(afp_tickers)

Millones de japoneses se despertaron este martes con un alarmante mensaje del gobierno advirtiéndoles que buscaran refugio porque un misil norcoreano sobrevolaba el territorio.

Las sirenas sonaban en todas las localidades ubicadas en la trayectoria del misil balístico, que sobrevoló el territorio japonés durante dos minutos antes de hundirse en el mar.

Unos minutos antes, el gobierno envió un mensaje de texto a los móviles que advertía a los ciudadanos sobre el lanzamiento.

"Misil en curso. Misil en curso", advirtió el gobierno en un mensaje de texto.

La alerta pedía a los ciudadanos que buscaran refugio y también advertía que si encontraban objetos sospechosos no se acercaran y llamaran inmediatamente a la policía o a los bomberos.

Este es el primer proyectil norcoreano que sobrevuela el territorio de Japón en varios años y el lanzamiento se produce después de que en julio Pyongyang probara dos misiles balísticos intercontinentales.

El misil norcoreano "es una amenaza grave y sin precedentes", dijo el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

El lanzamiento marca una escalada de parte de Pyongyang y atiza las tensiones en la región, preocupada por el programa militar de Corea del Norte.

Corea del Norte realiza ensayos de misiles de manera frecuente, pero esta es la primera vez que estas pruebas generan alarma en la población japonesa.

En los transportes públicos de la isla de Hokkaido, la parte norte del archipiélago, los paneles de mensaje informaban a los viajeros sobre el lanzamiento y el flujo estuvo brevemente suspendido.

"Todas las líneas presentan perturbaciones. El motivo: un tiro de misil balístico", advertían los paneles en Sapporo, la principal ciudad de la isla de Hokkaido.

"En dos de nuestras estaciones de metro, los pasajeros bajaron a cobijarse", contó un portavoz.

Desde el puerto de Erimo, ubicado también en el área de la trayectoria, ya habían salido 15 embarcaciones.

"Yo estaba sorprendido que pasara por nuestra zona. Esto nunca había pasado antes", contó a la AFP Hiroyuki Iwafune, representante de la cooperativa local de pescadores.

"Estaba preocupado. Todos sintieron lo mismo, ¿pero qué puede hacer uno? ¿Esconderse?", dijo. "Pero, ¿dónde?", planteó.

Entonces llamó a los barcos que ya estaban en el mar y estos le informaron de que ya habían recibido el aviso.

"Incluso con esto, ¿qué es lo que deberíamos hacer (estando en el mar)?", se preguntó Iwafune.

- "Es muy peligroso" -

Julia Kotake, una estudiante de la Universidad de Tokio dijo que estaba asustada por la posibilidad de que un misil golpeara Japón.

En Tokio, que está a unos 700 kilómetros al sur de la trayectoria del misil, el tráfico de algunos trenes también fue interrumpido.

"Actualmente, un misión norcoreano está volando sobre Japón", anunciaron los altavoces. "Es muy peligroso. Por favor busque cobijo en las plataformas de espera o dentro de los trenes", agregó el mensaje.

"No creo que hubiera nada que nosotros pudiéramos hacer", si llega un misil, indicó a la AFP la joven de 18 años.

En la base militar estadounidense en Tokio, Japón desplegó el sistema de protección Patriot 3 (PAC-3), como parte de un protocolo.

"Practicar este tipo de ejercicio nos permite mantener nuestro sistema de respuesta temprana en el caso del lanzamiento de un misil balístico y fortalecer la fuerza de persuasión, no sólo de nuestros país pero también de la alianza Estados Unidos-Japón", planteó Hiroaki Maehara, comandante de la Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón (JASDF).

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP