Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La terminal de carga del puerto de Tokio, en una imagen del 6 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El PIB de Japón cayó un 0,2% en el tercer trimestre del año, tras una contracción similar durante el segundo, según una estimación preliminar publicada este lunes por el gobierno.

La tercera potencia económica mundial vuelve a caer en recesión, exactamente un año después de un episodio similar a causa del aumento del IVA.

Se trata de un nuevo revés para el gobierno del primer ministro conservador Shinzo Abe, quien lanzó a fines de 2012 una ambiciosa estrategia de reactivación económica bautizada "abenomics".

Los analistas consultados por Bloomberg habían previsto un descenso del 0,1% en el período de abril a junio.

Estas estadísticas, sin duda, aumentarán la presión sobre el Banco de Japón (BoJ). La institución se reúne el miércoles y el jueves para decidir si extiende su programa de compra de activos, pero los economistas están divididos sobre el resultado de esta reunión, mientras que el gobernador del Banco de Japón sigue manteniendo un discurso positivo.

El consumo de los hogares, lo que representa el 60% del PIB, se recuperó ligeramente (+ 0,5% en el trimestre, frente a 0,6% en el segundo trimestre).

Sin embargo, las empresas continuaron a frenar sus inversiones no residenciales (-1,3%, después de -1,2% de julio a septiembre), un signo de prudencia frente a la desaceleración en Asia, particularmente en China, principal socio comercial de Japón.

En este contexto, también optaron por vender sus existencias, haciendo una contribución negativa de 0,5 puntos a la evolución del PIB.

Por su parte, el comercio exterior tuvo un impacto positivo (+0,1 puntos, frente a 0,2 puntos en el segundo trimestre).

AFP