Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión ruso de combate multipropósito MiG-35 vuela durante su presentación en la planta de MiG, en Lukhovitsy, el 27 de enero de 2017.

(afp_tickers)

Aviones rusos bombardearon a combatientes apoyados por Estados Unidos en varias pequeñas localidades en el norte de Siria, creyendo que se trataba de fuerzas del grupo Estado Islámico que se encontraban en el área, dijo un general estadounidense el miércoles.

El martes, "algunos aparatos rusos y del régimen (de Bashar al Asad) bombardearon algunas localidades que pienso que creyeron controladas por el ISIS, pero ... en realidad en el terreno había algunas fuerzas de nuestra Coalición árabe en Siria", dijo el teniente general del ejército Stephen Townsend a los periodistas, subrayando que hubo "algunas" bajas.

El jefe militar agregó que comandos estadounidenses estaban a menos de cinco kilómetros del lugar y que el bombardeo terminó cuando los estadounidenses se comunicaron con los rusos a través de una línea especial.

El incidente ilustra la complejidad de la situación en el terreno, cerca de Al Bab, una ciudad situada no lejos de la frontera turca.

"Hay tres ejércitos y una fuerza enemiga (EI) combatiendo en la misma zona", señaló Townsend, aludiendo a las fuerzas del régimen, a las fuerzas turcas y a la alianza árabo-kurda de las FDS.

Esos ejércitos deberían "permanecer concentrados" en el grupo Estado Islámico "y no enfrentarse deliberada o accidentalmente", estimó.

El militar estadounidense afirmó que en el bombardeo ruso habían resultado heridos o muertos combatientes de la coalición árabo-kurda, pero no dio cifras.

Sin embargo, también informó que kurdos sirios participarán en el asalto para arrebatar al Estado Islámico la ciudad siria de Raqa.

El papel que deberán jugar los kurdos en la batalla de Raqa es objeto de discordia entre Estados Unidos y Turquía, que considera a las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) como un grupo terrorista que amenaza su seguridad nacional.

El general dijo que no puede hablar del tamaño de la fuerza kurda que participará en esta misión. "Sigue siendo tema de discusión", indicó.

Estados Unidos está negociando con sus socios, y en primer lugar con Turquía, cuales serán las fuerzas que estarán a cargo para retomar Raqa.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan apoya la participación de Ankara en el asalto, peto se niega a toda cooperación con las milicias de YPG.

El general estadounidense también habló el miércoles de que EI aún tiene entre 12.000 y 15.000 combatientes en Siria y en Irak, cuyas posiciones han sido bombardeadas desde 2014 por la coalición liderara por Estados Unidos.

El Pentágono estimó que la cifra de miembros del EI en 2015 y 2016 estaba entre los 20.000 y 30.000, pero la cadena de mando de los extremistas ha sufrido duros golpes en los últimos tiempos, subrayó Townsend.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP