Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Nikolas Cruz comparece por primera vez ante la justicia el pasado 15 de febrero en la localidad estadounidense de Fort Lauderdale (Florida), en una imagen tomada de una pantalla de televisión de los tribunales del condado de Broward

(afp_tickers)

El autor confeso de la masacre de Parkland, en Florida, no respondió a la lectura de los 34 cargos en su contra este miércoles, por lo que la jueza del caso ingresó una declaración de no culpabilidad en su nombre.

Nikolas Cruz, de 19 años, fue acusado formalmente este miércoles en un tribunal del condado de Broward (al que pertenece Parkland) de 17 cargos de homicidio premeditado y 17 de intento de homicidio, por los 17 muertos y 17 heridos que dejó su ataque el 14 de febrero.

El joven, quien acudió al tribunal de Fort Lauderdale (al norte de Miami) rodeado de una veintena de oficiales y esposado en las manos y pies, no pronunció una palabra y miró al piso durante la breve audiencia.

Luego de haber confesado ser el autor de la masacre en la escuela Marjory Stoneman Douglas, los abogados de Cruz dijeron que su cliente "no responde" a las acusaciones.

Un funcionario cercano al caso explicó que esta declaración está vinculada al hecho de que la fiscalía dijo el martes que pedirá la pena de muerte para él.

La jueza Elizabeth Scherer dictó entonces la declaración de no culpabilidad en su nombre, siguiendo un tecnicismo del sistema judicial de Florida (sureste de EEUU) según el cual el acusado debe declararse una cosa o la otra al leérsele los cargos.

Sus abogados intentarán demostrar que Cruz sufre de severos trastornos mentales y padeció una infancia difícil, tras quedar huérfano de sus padres biológicos primero y de sus padres adoptivos después.

La defensa de Cruz pedirá al tribunal que, en lugar de la pena capital, lo condene a cadenas perpetuas consecutivas.

Algunos familiares de las víctimas acudieron a la corte, entre ellos el padre de Anthony Borges, Royer Borges, quien está demandando al condado de Broward, la comisaría y la superintendencia de escuelas por no haber podido proteger a los estudiantes. Anthony, de 15 años, recibió 5 disparos de bala pero se recupera en un hospital.

"La recuperación de mi hijo va bien, con mucho dolor, porque recibió cinco tiros", dijo Borges a periodistas tras la audiencia, añadiendo que acudió al tribunal porque quiere que "la comunidad entienda que hay una falla grande que está permitiendo que esto suceda".

La jueza Scherer fijó una audiencia para el 11 de abril para evaluar la situación financiera de Cruz y determinar si puede o no pagar su propia defensa. El juicio por asesinato podría comenzar en mayo.

Este miércoles, cuando se cumple un mes desde la masacre, estudiantes de todo el país salieron de sus escuelas para exigir a la clase política que restrinja el acceso a las armas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

AFP