Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía judicial francesa participa en el registro de una casa en Marsella el 18 de abril de 2017, tras la detención de dos hombres que planeaban un atentado inminente

(afp_tickers)

El juicio de veinte personas sospechosas de pertenecer a un grupo yihadista que atentó contra un almacén kósher en 2012 y que planificaba ataques contra militares y viajes a Siria comenzó este jueves en París.

Francia sigue en estado de emergencia a pocos días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales y esta semana las autoridades anunciaron haber frustrado un atentado.

Tres años antes de los atentados de París de 2015, los servicios de seguridad consideraban esta célula compuesta por jóvenes de Torcy (una localidad de la región de París) y de Cannes (sureste) como la más peligrosa desbaratada en Francia desde los ataques en 1995 del Grupo Islámico Armado (GIA) argelino.

Los acusados, de entre 23 y 33 años, comparecen ante un tribunal especial que juzga los crímenes terroristas. Diez están en detención provisional, siete bajo control judicial y tres bajo orden de arresto (uno se encuentra fugado y se cree que los otros dos están en Siria).

El juicio durará hasta el 7 de julio.

Están acusados de haber atacado un almacén kósher en Sarcelles, en la región de París, el 19 de enero de 2012. La granada que lanzaron en el interior estalló debajo de un carrito metálico e hirió a un cliente.

La mayoría de los acusados pueden ser condenados a 30 años de cárcel e incluso a cadena perpetua.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP