Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un miembro de las fuerzas de seguridad tunecinas monta guardia en el interior del museo del Bardo, en Túnez, el 18 de marzo de 2016, durante una ceremonia en el primer aniversario del ataque yihadista. Murieron 21 turistas extranjeros y un policía

(afp_tickers)

El juicio por el atentado del museo del Bardo comenzó este martes en Túnez, más de dos años después del ataque yihadista en el que murieron 21 turistas extranjeros y un policía, indicaron fuentes judiciales.

La audiencia, que no había sido anunciada con antelación, se celebró por la mañana en un juzgado de primera instancia de la ciudad, en presencia de los 21 acusados -entre ellos dos mujeres- que se encuentran bajo arresto, afirmó a la AFP Samir Ben Amor, uno de los abogados defensores.

Los otros tres acusados, que están en libertad, no se presentaron, agregó.

Alrededor de 30 personas se enfrentan también a cargos en rebeldía, añadió Rafik Ghak, otro abogado de la defensa.

El juicio fue aplazado sine die y la fiscalía deberá fijar la fecha de la próxima audiencia, indicaron las mismas fuentes. La identidad de los acusados se desconoce.

La AFP no ha podido contactar por el momento con el portavoz del centro antiterrorista, Sofiène Sliti.

A finales de 2016, la fiscalía había anunciado el cierre de la investigación del juez de instrucción, indicando sin más precisiones que el juicio se llevaría a cabo durante el año 2017.

Un total de 21 turistas extranjeros -entre ellos dos españoles y dos colombianos- y un policía tunecino perdieron la vida en el ataque perpetrado por dos atacantes el 18 de marzo de 2015 y revindicado por el grupo extremista Estado Islámico (EI).

Durante la investigación, los abogados de las víctimas francesas -un muerto y seis heridos- denunciaron "muchas zonas oscuras".

Uno de ellos, Philippe de Veulle, anunció en un comunicado a la AFP que boicotearía el proceso debido a que éste no garantizaba las "condiciones necesarias para una justicia serena e independiente".

En mayo, empezó en Túnez el juicio por otro ataque sangriento cometido el 26 de junio de 2015 en Sousse, donde 38 turistas, sobre todo británicos, perdieron la vida.

Seis miembros de las fuerzas de seguridad están acusados de "no asistir a una persona en peligro", mientras que otras 20 personas responden por "crímenes terroristas", "homicidio" y "complot contra la seguridad del Estado", según la fiscalía.

La próxima audiencia será el 3 de octubre de 2017.

AFP