Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz (dcha), y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el 6 de mayo de 2016 en Roma

(afp_tickers)

Un bloqueo de Austria en su frontera con Italia en el paso alpino de Brenner para luchar contra el flujo migratorio sería una "catástrofe política" para Europa, advirtió este sábado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Austria amenaza con instaurar un dispositivo para evitar a los migrantes en el paso de Brenner en los Alpes, uno de los principales pasos fronterizos con Italia, si el Gobierno italiano no toma medidas para controlar mejor los flujos migratorios que transitan por su territorio y utilizan este paso para abandonar el país.

Pero este acceso entre Austria e Italia es clave para los transportes europeos y una puerta entre la Europa del norte y la del sur, recuerda Juncker en una entrevista a los periódicos del grupo mediático alemán Funke Mediengruppe.

"Por eso, todo lo que bloquee Brenner tendría no sólo graves consecuencias económicas sino también importantes consecuencias políticas", advirtió.

Juncker también mostró su preocupación respecto al comportamiento de Austria en la crisis de los migrantes, que alimenta la tentación de cerrar las fronteras y hace que los discursos de extrema derecha se vean como "presentables" en otras partes de Europa.

"Lo que observamos en Austria, lo vemos lamentablemente en otros países europeos, donde los partidos juegan con el miedo de la gente", agregó.

Cerca de 2.500 camiones y 15.000 coches circulan cada día de media por el túnel de Brenner, eje económico crucial para Italia y sus empresas exportadoras hacia el norte de Europa.

Cientos de miles de turistas alemanes y del norte de Europa utilizan también este paso para veranear en Italia.

Austria se encuentra en el cruce de dos de las principales rutas migratorias en Europa -vía los Balcanes y vía Italia- y ha visto transitar por su territorio a cientos de miles de refugiados en 2015, cuando acogió a 90.000, es decir, más del 1% de la su población.

Para 2016, Viena ha fijado el límite en 37.500 solicitantes de asilo y en lo que va de año ya ha registrado casi la mitad.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP