Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (i), habla sobre su 'Libro blanco sobre el futuro de Europa' junto al presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, el 1 de marzo de 2017 en Bruselas

(afp_tickers)

La salida de Reino Unido no frenará el rumbo de la Unión Europea, estimó este miércoles el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante la presentación de sus planes para el futuro de un bloque a 27.

"El Brexit es lamentable y doloroso, pero no va a detener a la UE en su marcha hacia el futuro. Nosotros seguiremos y tenemos que seguir", dijo Juncker ante los eurodiputados en Bruselas, en un discurso de presentación de su "Libro Blanco sobre el Futuro de Europa".

Los británicos decidieron en un referéndum celebrado el 23 de junio abandonar la UE, lo que supuso un nuevo golpe a un bloque debilitado desde el crash financiero de 2008, así como por la crisis migratoria y los atentados yihadistas de los últimos años.

Aunque Londres no ha comunicado todavía oficialmente su decisión de abandonar el bloque, sus 27 socios de la UE ya han empezado a reflexionar sobre cómo responder a esta serie de crisis y dar un nuevo impulso al bloque tras su marcha.

Para "contribuir" a este debate, Juncker plantea en su libro blanco cinco escenarios posibles para el futuro, desde centrarse únicamente en el mercado único hasta avanzar hacia una mayor integración, pasando por opciones intermedias como una Europa con diferentes grados de integración entre sus socios.

Los mandatarios europeos debatirán estas opciones durante la cumbre a 27 prevista en Roma el 25 de marzo, con motivo del 60º aniversario de la fundación del proyecto europeo y en la que plasmarán en una declaración el camino a seguir tras la salida de Reino Unido, inicialmente para mediados de 2019.

Roma "no debería ser simplemente una celebración de cumpleaños, sino también el alumbramiento de la Unión Europea a 27", indicó el presidente de la Comisión Europea, quien ya avanzó que no liderará el ejecutivo comunitario en este nuevo período, al no optar a su reelección en los comicios previstos en 2019.

- ¿Varias velocidades? -

El debate sobre el futuro de la Unión se produce en un momento de auge de la ultraderecha antieuropeísta en la UE, de elecciones claves en países fundadores del proyecto europeo como Francia (abril-junio) y Alemania (septiembre), y de dudas sobre el apoyo del tradicional aliado europeo, Estados Unidos.

En este contexto, la opción de una futura Europa a "varias velocidades" parece ganar fuerza. Varios líderes europeos la han evocado recientemente y Juncker la contempla entre sus cinco "caminos de unidad".

En este caso, determinados países podrían avanzar hacia una mayor cooperación militar y lucha contra el terrorismo, así como en la armonización fiscal o en asuntos sociales, como ya ocurre por ejemplo en la zona euro (19 miembros de la UE) y el espacio de libre circulación Schengen (22).

Los países el oeste de Europa son más partidarios de una mayor integración y, en este sentido, los mandatarios de Alemania, Francia, Italia y España -las cuatro principales economías de la zona euro- se reunirán el lunes en Versalles, Francia, para abordar el futuro de la UE.

Sin embargo, "antes de noviembre o diciembre de esta año, no podrán decidirse muchas cosas por las elecciones en Francia y Alemania", advirtió a la AFP el investigador Janis Emmanouilidis, del Centro de Política Europea con sede en Bruselas.

- Cumbre sobre Brexit en abril -

El abanico de propuestas de Juncker abarca, asimismo, un regreso al espíritu inicial del proyecto europeo, es decir centrarse en el mercado único dejando de lado otras políticas, pero también que los 27 vayan juntos, más lejos, hacia la idea de una Europa federal.

Aunque el presidente de la Comisión no indicó su escenario preferido, como le había urgido en líder de los socialdemócratas en la Eurocámara Gianni Pittella, expresó su rechazo por una UE reducida "a una simple zona de libre comercio".

Ahora llega el turno de los mandatarios europeos que se reunirán la semana próxima en Bruselas, antes de una eventual cumbre a 27 en abril en la capital belga consagrada al Brexit.

"Sí, estamos estudiando el 6 de abril", dijo una fuente europea a la AFP, respecto a esta cumbre en la que los mandatarios deberían aprobar las pautas para los hasta dos años de negociaciones de divorcio y dar el mandato para liderar el bloque europeo al representante de la Comisión, Michel Barnier.

Pero antes Londres debe notificar oficialmente su decisión de partir. Su intención es comunicarlo antes de finales de marzo, pero esta a expensas del trámite parlamentario, que se alargó este miércoles después que la cámara de los Lores aprobara una enmienda a la ley de ruptura en contra de la opinión del gobierno.

AFP