Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

"Las vidas de los negros importan", se lee en la camiseta de un manifestante que pide una reforma de la legislación para terminar con el racismo y desmilitarizar las fuerzas policiales, el 21 de abril de 2015 en Washington

(afp_tickers)

Un jurado popular de Nueva York halló el jueves culpable de homicidio involuntario a un oficial de la policía responsable de la muerte de un joven negro padre de familia en 2014, indicó el jueves la fiscalía.

El oficial Peter Liang, de 28 años, fue hallado culpable de "homicidio involuntario en segundo grado" y "falta profesional" por haber matado un "hombre inocente y desarmado", según el jurado, tras dos semanas de audiencias en los tribunales de Brooklyn (sudeste).

Liang podría ser condenado a hasta 15 años de prisión por haber disparado, sin razón aparente, a Akai Gurley, un padre de familia de 28 años también, en la escalera de un edificio de viviendas de Brooklyn en noviembre de 2014.

La sentencia se dará a conocer el 14 de abril.

Peter Liang bajaba tras inspeccionar el techo del inmueble, y, según dijo, disparó por accidente sin saber incluso que una persona se encontraba en un descanso de la escalera.

Es extremadamente raro en Estados Unidos que un policía en funciones sea juzgado por haber matado a alguien.

La muerte de Akai Gurley se sumó a las de varios afroestadounidenses no armados abatidos por la policía de Estados Unidos, reavivando las tensiones raciales y provocando numerosas manifestaciones en todo el país.

"El veredicto de hoy representa justicia para Akai Gurley, quien era totalmente inocente cuando recibió el disparo y murió aquella noche. El acusado ignoró el entrenamiento oficial que recibió como oficial de policía", afirmó el fiscal de Brooklyn, Ken Thompson en un comunicado.

Ese entrenamiento dice "nunca poner el dedo en el gatillo de su arma salvo que esté listo para disparar", precisó Thompson.

"La evidencia estableció que Gurley era completamente inocente y estaba desarmado y que el oficial Liang no se encontraba bajo ninguna amenaza que lo hubiera llevado a colocar su dedo en el gatillo de su arma y disparar", afirmó la fiscalía en un comunicado.

"Después de disparar, Liang no había reportado de inmediato el incidente, al contrario de los que indican las reglas de patrullaje del Departamento de Policía de Nueva York", agrega.

Mientras una amigo de la víctima intentaba salvarle la vida con primeros auxilios y reanimación, el acusado discutía con el otro agente con el que patrullaba sobre quién informaría del incidente.

"No hizo nada", según el testimonio presentado en el juicio, indicó la fiscalía.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP