Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, habla con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov, durante su reunión el 15 de julio de 2016 en Moscú

(afp_tickers)

Horas después de un sangriento atentado en Francia, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, abogó este viernes por una mayor cooperación entre su país y Rusia para acabar con la "lacra terrorista" en Siria.

Kerry llegó a Moscú tras haber asistido a los festejos del 14 de julio -fiesta nacional francesa- en París, y se entrevistó con el presidente ruso, Vladimir Putin, por la noche hasta tarde, mientras crecía el balance de muertos hasta alcanzar los 84, en un atentado con un camión en Niza, al sureste de Francia.

Según el diario The Washington Post, Kerry fue a Moscú con la idea de establecer un centro de mando común en Jordania para coordinar sus bombardeos aéreos en Siria contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) y del Frente Al Nosra, la rama siria de Al Qaida.

Esta iniciativa -si se concretara, supondría un giro esencial en la guerra en Siria- no fue bien acogida por Putin. "El tema de una cooperación militar directa no ha sido debatido" declaró este viernes por la mañana el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

El intercambio de información "prosigue pero desgraciadamente no nos hemos acercado aún hacia una real cooperación para mejorar los esfuerzos en la lucha contra el terrorismo en Siria", añadió.

- Minuto de silencio -

Este viernes, una reunión entre Kerry y su homólogo ruso, Serguei Lavrov, se inició con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de Niza.

Y pese a las reticencias de Moscu, Kerry insistió en el hecho de que la tragedia de la ciudad francesa ilustra una vez más la necesidad de trabajar de forma más estrecha en Siria.

"No existe en ninguna parte mayor foco y mayor vivero de estos terroristas que Siria" subrayó Kerry. "Y usted y yo estamos en una envidiable posición para hacer algo contra esto", dijo a Lavrov, y añadió que el mundo espera que rusos y estadounidenses "acaben con esta lacra terrorista".

Lavrov consideró "útil" el diálogo entre Putin y Kerry, y abogó por que ambos países "intensifiquen esfuerzos en la lucha antiterrorista".

Washington y Moscú tratan de acercarse en momentos en que se libran sangrientos combates en Siria pese al establecimiento teórico de un alto el fuego a fines de febrero bajo la égida de rusos y estadounidenses.

La última de las treguas temporales anunciadas por el ejército sirio expiró este viernes, sin haber sido respetada ni por el régimen ni por los rebeldes.

- Limitar los objetivos -

A cambio del proyecto de cooperación que cita el Washington Post, el diario dice que Moscú debía limitar sus bombardeos a objetivos elegidos con Estados Unidos, y que el régimen sirio debía dejar de bombardear a los rebeldes moderados.

Actualmente los yihadistas del EI y de Al Qaida están al margen del alto el fuego de febrero acordado entre el ejército sirio y los opositores moderados. Ambos grupos yihadistas son bombardeados por Rusia y por la coalición dirigida por EEUU.

Pero Washington acusa a Moscú de atacar también en estos bombardeos aéreos a los rebeldes moderados opuestos al presidente sirio, Bashar Al Asad, lo que Rusia desmiente.

Kerry había dicho que esperaba "verdaderos progresos mesurables" al inicio de su entrevista con Putin, pero el presidente ruso recordó la aspiración de los dos países "no solamente a cooperar sino a obtener resultados".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP