Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Secretario de Estado, John Kerry, en Washington, el 8 de octubre de 2015.

(afp_tickers)

Estados Unidos condenó este martes los dos ataques "terroristas" cometidos por palestinos en Jerusalén y el secretario de Estado John Kerry llamó a israelíes y palestinos a poner fin a la violencia.

"Estados Unidos condena con la mayor fuerza los ataques terroristas de hoy (martes) contra civiles israelíes que provocaron la muerte de tres israelíes y numerosos heridos", protestó Kerry al leer un comunicado durante una conferencia de prensa en Boston, rodeado del secretario de Defensa Ashton Carter y de sus pares australianas Julie Bishop y Maryse Payne.

Es la cuarta vez en una semana que Washington denuncia la violencia que afecta a Israel y a los Territorios palestinos. El Departamento de Estado estimó la semana pasada que los ataques con cuchillos llevados a cabo por palestinos debían ser considerados actos "terroristas".

"Naturalmente, deploramos todas las pérdidas de vidas humanas, cualesquiera sean, pero esta violencia y toda incitación a la violencia deben cesar. La situación es simplemente demasiado volátil, demasiado peligrosa", advirtió.

Interrogado respecto a quién debía ser más criticado por esta ola de violencia, si los palestinos o los israelíes, el jefe de la diplomacia estadounidense se negó a "mostrar con el dedo" a alguno de los dos campos.

"Seguimos destacando la importancia de que todas -todas- las personas responsables condenen la violencia de cada uno de los bandos y se abstenga de realizar declaraciones provocadoras que envenenen la situación", afirmó.

Kerry recordó que el fin de semana conversó con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el presidente palestino Mahmud Abas para expresarles su "profunda preocupación" acerca de los mortales enfrentamientos en Israel y en Cisjordania.

Los ataques de este martes forman parte de una escalada de violencia en las últimas dos semanas que ha generado temor sobre el inicio de un tercer levantamiento palestino a gran escala o "intifada".

Netanyahu advirtió tras las muertes de este martes que se propone utilizar "todos los medios" a su alcance para restablecer el orden.

La violencia que azota los territorios palestinos desde hace meses se intensificó desde el 1 de octubre cuando presuntos miembros de Hamas mataron a tiros a una pareja de colonos judíos en Cisjordania, delante de sus hijos.

Desde entonces han muerto siete israelíes y más de 25 palestinos, entre ellos varios de los autores de las agresiones.

AFP