Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Tanques norcoreanos desfilan por la plaza Kim Il-Sung de Pyongyang el paado 10 de octubre

(afp_tickers)

El líder norcoreano, Kim Jong-un, dejó caer que su país, dotado del arma nuclear, puso a punto una bomba de hidrógeno, lo que en caso de confirmarse supondría un avance importante en su programa de armamento nuclear.

Corea del Norte ya es "un poderoso Estado dotado con el arma nuclear que está dispuesto a hacer explotar una bomba A y una bomba H con el fin de defender su soberanía de manera fiable", declaró recientemente Kim Jong-un durante una gira de inspección a unas instalaciones militares.

Sus palabras fueron reseñadas este jueves por la agencia oficial KCNA. Corea del Norte ha ensayado tres veces la bomba atómica, que utiliza la fisión, en 2006, 2009 y 2013. Con ello, se ganó la imposición de sanciones internacionales.

La bomba H utiliza la fusión y produce una explosión mucho más potente. Corea del Norte dio a entender en el pasado que poseía armas "más fuertes, más potentes". Las palabras de Kim Jong-un ahora hacen una referencia más directa a la bomba H.

Por otra parte, expertos estadounidenses anunciaron este jueves que Corea del Norte podrá reanudar sus lanzamientos de cohetes en el primer trimestre de 2016, porque imágenes satelitales muestran que la modernización de su principal infraestructura de lanzamiento está casi terminada.

Pyongyang afirma que tiene un programa espacial de naturaleza puramente científica, pero la comunidad internacional estima que se trata de un programa de misiles balísticos de uso militar que viola varias resoluciones de la ONU.

Imágenes recientes de satélite de Sohae, el principal centro norcoreano de lanzamiento de satélites, fueron estudiadas por analistas del US-Korea Institute, que depende de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EEUU). Las imágenes muestran que la construcción de búnkeres de almacenamiento de carburante y de un banco de pruebas de motores está casi acabada.

Estas obras parecen marcar la conclusión de un programa de modernización de tres años destinado a permitir ensayos y lanzamiento de cohetes más grandes que hasta ahora, de 50 metros, e incluyendo espaciales, indicó el instituto estadounidense en su página de Internet especializada 38 North.

AFP