Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logotipo de la OPEP, la víspera de una reunión del organismo en Viena, el 3 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

Kuwait e Irak descartaron este martes que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) recorte de forma unilateral su producción de crudo, pese al hundimiento del precio del barril.

"La OPEP no puede recortar su producción, a menos que haya una reducción similar por parte de productores externos a la OPEP", dijo a la prensa el ministro del Petróleo en funciones de Kuwait, Anas al Saleh, al margen de una reunión sectorial en el emirato.

"No me parece lógico que la OPEP recorte su producción y que los [países] que no son miembros de la OPEP no la recorten", subrayó.

El ministro iraquí de Petróleo, Adel Abdulmahdi, dijo que su país estaba "dispuesto a cooperar" para que los precios repunten mediante recortes de la producción, pero solo si los países que no son miembros de la OPEP toman medidas similares.

Los precios del crudo se hallan en sus mínimos en trece años, en torno a los 30 dólares el barril, a causa de un exceso de oferta en un mercado sin vitalidad, afectado por la desaceleración económica de China.

Pero la OPEP, liderada por los países árabes del Golfo, rehúsa recortar su producción, como parte de una estrategia que busca sacar del mercado a competidores fuertes, como los productores de petróleo de esquisto estadounidenses.

Esa estrategia también afecta a otros miembros del cartel, como Venezuela, que propuso convocar de urgencia una reunión extraordinaria de la OPEP para examinar la cuestión de los precios.

Pero el ministro kuwaití descartó la necesidad de esa convocatoria, sin orden del día preciso, antes de la conferencia ministerial ordinaria de junio próximo. "No necesitamos reunirnos por el simple hecho de reunirnos", declaró.

El ministro iraquí admitió que la mayoría de los países venden actualmente petróleo a un precio inferior al de su coste de producción. Y advirtió que si la crisis actual se prolonga, los precios podrían rebotar con vigor.

"Si la crisis energética continúa durante mucho tiempo y las inversiones caen, los precios podrían repuntar fuertemente", afirmó. "El problema será entonces el de la demanda, y ya no el del excedente de la oferta", añadió.

Según Abdulmahdi, el precio del barril debería subir gradualmente hasta situarse en los 50 dólares en la segunda mitad de este año.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP