Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ejército libanés anuncia una pausa en su ofensiva contra el grupo yihadista EI en la frontera siria para poder negociar la liberación de varios soldados secuestrados desde 2014

(afp_tickers)

Las autoridades libanesas localizaron restos humanos que podrían ser los de los soldados secuestrados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) hace tres años, anunció este domingo un alto responsable de las fuerzas de seguridad libanesas.

Este anuncio se produce unas horas después de que el ejército de Líbano decretara una suspensión de su ofensiva contra el grupo EI en una región en la frontera con Siria, para abrir paso a las negociaciones con la organización sobre la liberación de varios soldados secuestrados en 2014.

Según el director de la Seguridad General, el general Abas Ibrahim, combatientes del grupo EI que se rindieron a las fuerzas libanesas los condujeron al lugar donde se hallaban estos restos humanos.

"Hemos recuperado los restos de seis cuerpos. Esperamos recuperar ocho en total. Creemos que estos restos pertenecen a los soldados" secuestrados por el EI, declaró el general ante los periodistas en Beirut tras haber informado a las familias de los militares.

En 2014, el grupo EI llevó a cabo una incursión en la localidad libanesa de Arsal y capturó a 30 soldados y policías libaneses.

Cuatro fueron asesinados por sus captores, un quinto murió por las heridas sufridas, y 16 fueron liberados en un intercambio de prisioneros en diciembre de 2015.

Nueve soldados seguían en manos del EI, pero el general Ibrahim sólo hizo referencia a ocho de ellos este domingo.

Los restos serán sometidos a pruebas de ADN para confirmar la identidad de las personas encontradas, pero el general Ibrahim afirmó "estar casi seguro" que el caso de los soldados está "cerrado".

El ejército libanés había indicado que el destino de estos militares era su "primera prioridad" en la ofensiva lanzada contra unos 600 combatientes del EI en esta región montañosa, cerca de la frontera con Siria.

Los allegados de los soldados capturados por el EI esperaron cuatro horas bajo un sol abrasador este domingo, para obtener información. Desde hace tres años instalaron tiendas en el centro de la capital libanesa para hacer presión sobre el gobierno para que intentase encontrar a los militares.

La guerra que asola Siria desbordó hacia Líbano, donde el EI revindicó varios ataques mortales, combatió al ejército y al Hezbolá libanés y se asentó en 2014 en las regiones montañosas del este, en la frontera sirio-libanesa.

El ejército libanés lanzó el 19 de agosto su ofensiva en estas regiones montañosas, conocidas con el nombre de Yurud Ras Balbeck y Yurud al Qaa.

El martes anunció haber recuperado el control de la parte más grande del territorio en manos de los yihadistas.

El Hezbolá libanés, que lleva en paralelo una ofensiva para expulsar al EI del lado sirio de la frontera, también anunció este domingo una suspensión temporal de los combates.

Según un comunicado del Hezbolá, esta pausa tiene lugar "en el marco de un acuerdo global para poner fin a la batalla contra Dáesh (acrónimo en árabe del EI) en la región del oeste de Qalamun".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP