Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un agente de las fuerzas de seguridad libanesas durante el registro de una empresa en la investigación de los vínculos de varias sociedades con el grupo Estado Islámico (EI), en Beirut el 8 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Las fuerzas de seguridad libanesas registraron este miércoles oficinas de cambio y sociedades de transferencia de fondos sospechosas de haber enviado "ingentes" sumas de dinero al grupo yihadista Estado Islámico (EI), informó una fuente judicial a AFP.

La operación comenzó el martes y continuaba este miércoles en varias instituciones que enviaron supuestamente "ingentes sumas de dinero hacia sectores controlados por el EI en Raqa -el bastión del grupo en Siria- y en otros lugares", precisó esa fuente.

Varias personas fueron detenidas en el marco de esa investigación, pero no fueron objeto de un arresto formal, añadió.

Los agentes están recabando información sobre la cantidad exacta de dinero transferido.

Varios medios libaneses aseguran que esos establecimientos enviaron unos 20 millones de dólares (18,9 millones de euros) al EI , que controla extensos territorios en Siria y en Irak, pero la fuente judicial contactada por AFP consideró "exagerada" esa cifra.

Este miércoles por la tarde, un fotógrafo de AFP vio cómo las fuerzas de seguridad registraban tres oficinas de la calle Hamra, en el oeste de la capital Beirut, y se incautaban de documentos y material informático.

Ningún comunicado oficial mencionó esos registros.

El Banco Central de Líbano impone unas normas estrictas a las instituciones financieras para impedir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, fijando por ejemplo un tope a partir del cual las sumas de dinero enviadas al extranjero exigen trámites adicionales.

La guerra que azota Siria desde hace casi seis años ha tenido grandes repercusiones en el vecino Líbano, especialmente en los ámbitos político y de seguridad.

Las autoridades libanesas han detenido en varias ocasiones a personas sospechosas de pertenecer al grupo EI.

AFP