Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Inauguración de un tanque de almacenamiento en una planta de regasificación operada por GDF Suez y la chilena Codelco, el 14 de mayo de 2014 en Mejillones, 1.400 km al norte de Santiago

(afp_tickers)

La caída del precio del cobre, lastrado por la desaceleración de la economía china, sumado a la incertidumbre de la reforma laboral emprendida por el gobierno de Michelle Bachelet, que desincentiva las inversiones, amenazan con una 'tormenta perfecta' a la economía chilena, advierten los analistas.

"La caída del precio del cobre y la reforma laboral pueden suponer dos importantes shocks para la economía de Chile" y dar origen a la "tormenta perfecta", advierte el profesor de economía Erick Haidle de la Universidad Gabriela Mistral.

El cobre, del cual Chile es su primer productor mundial, representa más de la mitad de las exportaciones de Chile y la minera estatal Codelco, la vaca que alimenta las arcas del Estado, atraviesa por serias dificultades estructurales que amenazan su producción.

La desaceleración de China, principal socio comercial de Chile, al que le vende más de un cuarto de sus exportaciones, principalmente del metal rojo, hace temblar a la economía chilena, que este año crecerá en torno al 2-2,5%, tras el parón sufrido el pasado año (1,9%), el más bajo en cinco años.

"Si el precio del cobre continúa cayendo, habrá una profunda recesión", advierte Haidle, sobre un metal que ha alcanzado sus menores niveles de los últimos seis años.

A los factores externos se suma la incertidumbre procedente del frente interno, con la decisión del gobierno de izquierda que preside Bachelet de proseguir su política de reformas, tras la aprobación de la reforma tributaria el pasado año.

- Más poder a los sindicatos -

Antes de fin de año, se espera que el Congreso apruebe una reforma laboral que estimula la creación de sindicatos y aumenta su poder negociador, haciendo temer una subida de los salarios y una caída de la rentabilidad de las empresas y de la inversión.

De hecho, el humor empresarial está bajo mínimos. El Índice Mensual de Confianza Empresaria (IMCE) ya suma 18 meses en niveles pesimistas, mientras el Índice de Percepción de la Economía a 12 meses (IPCE) alcanzó su menor nivel desde que tiene registro en marzo de 2002.

La inversión extranjera directa (IED) cayó en Chile el 10% en los ocho primeros meses del año, según la Cepal, en línea con la tendencia registrada en América Latina, donde se redujo 21%.

Como antes hicieran Perú y Colombia, el Banco Central de Chile subió a principios de semana la tasa de interés interbancario a un 3,25% anual, tras haberla mantenido en 3% durante un año.

La decisión de la reunión mensual de política monetaria se tomó en medio de un ámbito externo en el que el dólar se depreció y el precio de los activos se recuperó, mientras que la volatilidad de los mercados "permanece alta" y aún "persisten los riesgos en torno a la evolución de la economía china y dudas sobre el desempeño de América Latina, particularmente Brasil", indicó el instituto emisor.

Con una inflación que se mantendrá por encima del 3% pese a la caída del precio de la energía, la máxima autoridad monetaria chilena está preocupada por la "debilidad" de la actividad y de la demanda y el "pesimismo" de los indicadores de confianza.

Esto le ha llevado a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento desde un rango del 2,25%-3,25% previsto en junio, al 2%-2,5%.

"Chile está más expuesto que otras economías latinoamericanas a la desaceleración en China, país que absorbe el 50% de la demanda del cobre a nivel global", recuerda César Pérez-Novoa, responsable de Research para Latam BTG Pactual.

Aunque si se compara con países como Venezuela o Ecuador, más dependientes del petróleo, cuyos precios han sufrido un auténtico descalabro en los últimos meses, Chile está un poco mejor, precisa Haidle.

Si no se mejora el clima a través de políticas pro inversión y competitividad, difícilmente se podrá esperar un mayor dinamismo de la economía chilena el próximo año, recuerda el diario La Tercera en un editorial este viernes, en el que manifiesta su temor a "entrar en un círculo vicioso de crecimiento pobre y populismo que lleve al país a un retroceso institucional grave".

AFP