Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente ejecutivo del grupo japonés SoftBank, Masayoshi Son (izq), y el presidente de la compañía británica ARM, Stuart Chambers, en el número 11 de Downing Street, en Londres, el 18 de julio de 2016 tras acordar su fusión

(afp_tickers)

El proyecto de fusión entre SoftBank y el fabricante británico de microprocesadores ARM recibió el martes una acogida negativa en la bolsa de Tokio, donde la acción del grupo japonés de telecomunicaciones cayó más de un 10%.

Softbank anunció la víspera, con los mercados japoneses cerrados por feriado, que estaba dispuesto a desembolsar 24.300 millones de libras (32.000 millones de dólares, 29.000 millones de euros) para hacerse con el control de ARM.

El anuncio fue acogido muy bien en la Bolsa de Londres, donde la acción de ARM ganó el lunes más del 40%. Este martes cedía algo de terreno, retrocediendo a media mañana un 1,19%, en un mercado en baja de 0,36%.

Los accionistas de SoftBank reprobaron en cambio rotundamente la operación, vendiendo masivamente los títulos, que se hundieron un 10,32%, en tanto que el índice Nikkei de los principales valores cerraba con ganancias de 1,37%.

El colapso supone para Softbank una descapitalización bursátil de 7.000 millones de dólares.

Softbank ofreció 17 libras por acción de ARM, valorándola en un 43% por encima de su cotización al cierre del viernes (a 11,89 libras).

Naoshi Nema, analista de Cantor Fitzgerald, había advertido en una nota citada por la agencia Bloomberg que los accionistas de SoftBank podrían reaccionar negativamente, en momentos en que el grupo japonés "enfrenta dificultades en su filial estadounidense Sprint".

Un diagnóstico confirmado por Hiroaki Hiwata, de Toyo Securities, quien señaló a la AFP la existencia de "preocupaciones" por una operación que agravará el ya fuerte endeudamiento de la firma nipona.

"Admiramos desde hace mucho tiempo a ARM como una firma sumamente reputada del sector tecnológico, líder del sector", afirmó el lunes presidente de SoftBank, Masayoshi Son, al anunciar la transacción.

La inversión permitirá en particular incursionar en "las oportunidades cada vez más significativas del internet de las cosas", agregó, en referencia al sector en pleno auge de los objetos conectados en los hogares y en el mundo empresarial.

La operación fue facilitada por la devaluación de la libra esterlina tras el referéndum en el cual los británicos decidieron salir de la Unión Europea (UE).

SoftBank se encontró además con recaudaciones importantes procedentes de ventas de activos, como la de la sociedad finlandesa de videojuegos Tencent al grupo chino Tencent por 8.600 millones de dólares y la de participaciones en el estudio de entretenimientos nipón GungHo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP