Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Inversores kuwaitíes siguiendo la actividad diaria en la Bolsa de su país, el 30 de noviembre de 2014

(afp_tickers)

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) aumentó este martes levemente su previsión de demanda de petróleo para 2015, pero la rebajó para 2016, en un contexto económico poco alentador.

El organismo energético de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) estima que la demanda de petróleo en 2015 será de 94,5 millones de barriles diarios (mbd) (+1,8 mbd), la subida más importante de los últimos cinco años.

En 2016, sin embargo, el crecimiento de la demanda se ralentizará de 1,8 a 1,2 mbd y alcanzará un total de 95,7 mbd, contra una previsión precedente de 95,8 mbd.

"Por el momento, la bajada de los precios del petróleo impulsa un fuerte aumento de la demanda. Los principales consumidores del planeta, Estados Unidos y China, compran más crudo", explicó la AIE en su informe mensual.

La entidad se muestra sorprendida por la ralentización de la demanda china, pese a l freno de la segunda economía mundial.

"Las perspectivas son menos buenas para el año próximo", agregó el organismo, que destaca un horizonte nuboso por la situación de la economía global y un impacto menor de la bajada del precio del crudo.

A principios de octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó en un 0,2% las previsiones de crecimiento del PIB mundial para 2015 y 2016, a 3,1% y 3,6%, respectivamente.

Esta demanda menos fuerte de lo previsto, combinada con el aumento de las exportaciones de Irán tras las suspensión de las sanciones internacionales, mantendrán una situación de excedente de oferta a pesar de la fuerte desaceleración de la producción de los países que no integran la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), indicó la AIE.

En el mes de septiembre se extrajeron un total de 96,6 mbd en el mundo, indicó la agencia.

La bajada de la producción de los países no-OPEP, como Estados Unidos, fue compensada por un aumento de la de los miembros del cártel petrolero (31,72 mbd), principalmente Irak.

Por otra parte, la intervención militar rusa en Siria incrementa las tensiones geopolíticas y "tempera la reacción del mercado", agrega.

AFP